PP de Sada: “Portela y el BNG son responsables de la obligación de demoler dos edificios de 58 viviendas y de la deuda de Sada”

El gobierno municipal cifra prácticamente en 5 millones de euros el importe que Sada tendrá que avalar

La primera licencia de los dos edificios con orden de demolición, Sada y sus Contornos 3 y Fiunchedo 6, de 20 y 38 viviendas respectivamente, fue concedida en 2005 por el PDSP de Rodríguez Ares y Emilio Gómez.

En 2008, el técnico de urbanismo emitió un informe sobre la procedencia de declarar caducada la licencia, al haber trascurrido el plazo de tres años inicialmente otorgado. La licencia no se podía prorrogar al haber cambiado la normativa, y ser contraria a la ordenanza de Fiunchedo.

En aquel momento estaba acabado el bloque de 20 viviendas con frente a Sada y sus Contornos, y el otro se encontraba en cimentación.

En su lugar, López Soto otorgó una segunda licencia, también contraria a la normativa, que posibilitó la construcción del bloque de 38 viviendas con frente a Fiunchedo.

Fue el propio Abel López Soto el que introdujo un plazo adicional de dos años, a pesar de no ser necesario y no estar informado previamente por los técnicos.

Esta segunda licencia solicitada para legalizar los cambios ya realizados durante la obra del bloque de 20 viviendas, y que no precisaba nuevo plazo, fue utilizada para construir el bloque de 38 viviendas.

López Soto aprovechó esta licencia para argumentar su defensa en el Juzgado, tras la demanda del denunciante, y posteriormente declaró caducado el expediente de caducidad de la licencia que había instado urbanismo.

“En esta defensa de los intereses del promotor, nos preguntamos si hubo “caramelos” de por medio; y si no es así que nos lo expliquen. Todo esto lo conoce de primera mano Benito Portela, pues era el secretario de López Soto, y miembro de aquella candidatura. Sin embargo, no se lo informa a la prensa.Tampoco informa que tras pactar la alcaldía con los que tanto detestó, estuvo a punto de darles un sueldo, según reveló el PSOE en un pleno” denuncian desde el Partido Popular de Sada.

“Portela entregó el urbanismo a sus nuevos compañeros, alargó la ejecución de sentencia comunicada en julio de 2015, se taparon mutuamente, no legalizó el edificio de Sada y sus Contornos cuando era posible, y aprobaron un PXOM con un cambio en Fiunchedo, implicando a parcelas colindantes para justificar la edificabilidad existente” desvelan los populares.

Para colmo, la aprobación del PXOM incluyó unas alineaciones contrarias a las existentes en el edificio de Sada y sus Contornos, lo que motivó el reciente intento de “corrección de errores materiales” que obtuvo el informe contrario de secretaría.

“Al sobrecoste de más de 1,5 millones de euros de la expropiación de los terrenos de Mondego, Portela y el BNG suman ahora otros cinco millones de números rojos, nunca mejor dicho. Responsabilidades? Expertos en pedírselas a otros por cualquier cosa; en perseguir en los juzgados a sus rivales políticos, etc. rechazan investigar lo sucedido. El embudo es muy ancho por un extremo, y muy estrecho por el otro” declaran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.