Una parte importante de la flota pesquera de Vigo abocada a paralizar su actividad por el incremento incesante del gasóleo

Las empresas armadoras adscritas a la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo, así como a las organizaciones de productores radicadas en el citado puerto, OPNAPA 88, OPP 3 y OPP 4, han mantenido una reunión conjunta en la mañana del día de hoy, con el fin de analizar todas las problemáticas que se están derivando del desmesurado incremento del precio de gasóleo, que está afectando de forma significativa a los gastos de explotación de sus embarcaciones pesqueras

En dicho encuentro se ha identificado la necesidad, imperiosa y urgente, de que se proceda a la activación de las ayudas de “minimis” -que ahora mismo se hallan en vigor hasta el 31 de diciembre de 2022, en el marco del Reglamento que incrementó el límite de dichas ayudas por circunstancias derivadas de la COVID19- para salvaguardar la actividad pesquera de los buques, las tripulaciones y las empresas. También se estudiarán otros potenciales apoyos que puedan activarse, habida cuenta de que los de “minimis” no serán suficientes.

Además, algunas empresas asociadas y subsectores, como el de la flota de cerco de Vigo, han señalado que a la vista del actual precio que ha alcanzado el gasóleo, y hasta tanto no se arbitren las ayudas antes señaladas y otras que pudieran ofrecerse, no podrán seguir desarrollando su actividad pesquera y, en el caso de los buques que ahora se encuentren ejerciéndola, no podrán reanudarla una vez regresen a puerto. De ahí la importancia de activarlas con carácter urgente, tal y como lo ha hecho el Gobierno francés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.