Afigal cumple 40 años apoyando a pymes, emprendedores y autónomos

La Sociedad de Garantía Recíproca abre una nueva etapa con la inauguración de su nueva sede en A Coruña

Afigal, la Sociedad de Garantía Recíproca para las provincias de A Coruña y Lugo, cumple 40 años apoyando a pymes, emprendedores y autónomos y lo ha celebrado con la inauguración de su nueva sede en A Coruña, situada en la calle Alameda. En estas cuatro décadas de servicio, la SGR se ha revelado como una entidad clave para la financiación del tejido empresarial gallego, arrojando un balance de más de 20.000 proyectos empresariales avalados por un importe de 1.535 millones de euros. Además, actualmente Afigal cuenta con una base societaria que supera los 12.600 empresarios y cuenta con 45 socios protectores.

Este acto de inauguración de su nueva sede social y su nueva imagen corporativa, que ha contado con una amplia representación del tejido empresarial gallego, del sector financiero y la administración pública, así como de los directores y presidentes de las SGR de toda España, marca el inicio de una nueva etapa en la trayectoria de la Sociedad de Garantía Recíproca, que tiene como objetivo reforzar su presencia entre el empresariado como entidad financiera al servicio de la pyme. La inauguración corrió a cargo de Antonio Couceiro, presidente de Afigal y de Cesgar (Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca); Miguel Corgos, conselleiro de Facenda e Administración Pública; Antonio Fontenla, presidente de la CEC, y José Manuel Miñones, delegado del Gobierno en Galicia.

“El objetivo de Afigal es, y así seguirá siendo, facilitar el acceso al crédito de pymes y autónomos para potenciar su desarrollo y apoyarles en cada reto que se les presente, facilitándoles su viabilidad y el mantenimiento del empleo. Las Sociedades de Garantía Recíproca tenemos un importante papel que ejercer en la recuperación de la economía y para ello Afigal está realizando una clara apuesta por la sostenibilidad, la digitalización y la innovación, aportando su valor para la modernización de la estructura productiva de Galicia”, afirmó Antonio Couceiro, presidente de Afigal durante la inauguración.

Comprometidos con las pymes en momentos de dificultad

Afigal nació en 1982 como una demanda de los pequeños y medianos empresarios que solicitaban avales y garantías en un momento en el que las empresas buscaban vías de financiación en unas circunstancias que no eran óptimas. De aquella demanda común surgió una entidad asociativa que no ha dejado de crecer en número de asociados y operaciones.

Así, la SGR ha demostrado en sus 40 años de historia su compromiso por desarrollar medidas de apoyo financiero adaptadas a cada situación, en colaboración con la administración pública y las entidades crediticias, y especialmente en los momentos más delicados para el tejido empresarial. Así lo hizo en su día contribuyendo a la recuperación de las empresas de la Costa da Morte tras el hundimiento del Prestige, donde avaló por valor de más de 26 millones de euros en las zonas afectadas por el Prestige. En la crisis de 2008 Afigal siguió funcionando como palanca financiera para pymes y autónomos y también en la crisis económica derivada de la pandemia, cuando la SGR se volcó en ser uno de los mejores aliados para las pymes y los autónomos batiendo récords de inyección de financiación al otorgar en 2020 2.137 avales por un importe de más de 109 millones de euros, lo que supuso un crecimiento respecto a 2019 de un 173% en volumen de operaciones y de un 74% en el importe facilitado. Además, la duración de la pandemia provocó la necesidad de prorrogar la vida de los préstamos Covid-19. Así en 2021 la SGR dotó de oxígeno financiero por valor de 37 millones de euros a 628 pymes y autónomos afectadas por la pandemia, aplicando novaciones en los avales que tenían concedidos, con ampliaciones de plazo y carencias.

Actualmente, Afigal ha puesto en marcha diferentes herramientas para dar respuesta a las dificultades económicas que están atravesando las pymes más afectadas en el actual contexto económico y que están más expuestas a las consecuencias de la guerra de Ucrania, al encarecimiento de las materias primas y a la subida de los combustibles. Para ello, ha activado una nueva línea de financiación en colaboración con la Xunta de Galicia, a través del Igape; ha puesto al alcance de empresas en crecimiento y emprendedores del sector industrial el Programa de apoyo al emprendimiento industrial, financiado a través de los fondos europeos Next Generation y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) para España; y tiene a disposición de las pymes el fondo Aquisgrán, propio de las Sociedades de Garantía Recíproca y que permite a empresas y autónomos diversificar sus fuentes de financiación, complementando el crédito bancario con recursos captados en bolsa entre inversores institucionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.