El Iberconsa sucumbe ante un magnífico Bilbao

Un mal segundo cuarto castigó demasiado al conjunto vigués que perdió finalmente 56-82 ante un gran Bilbao

Un mal segundo cuarto desconecta al Iberconsa.

Volvía Iberconsa a jugar en casa para recuperar un partido que se vio aplazado en el mes de noviembre ante Bidaideak Bilbao. Bilbao es un equipo que se mantiene entre los 5 primeros equipos de la liga, empatado a 13 victorias con Ilunion y Gran Canaria. La victoria en este partido aplazado le podía ofrecer importantes réditos de cara a mejorar su posición en la tabla y acercarse al primer puesto. Los de Adrián Yañez venían dispuestos a sacar la victoria a pesar de presentarse con un grupo reducido y sin una de sus piezas claves: Asier García. El Iberconsa entraba en Bouzas con la intención de mantener el ritmo del último partido ante Las Rozas. Todo parecía indicar que las cosas iban a seguir ese guión. El partido comenzaba con un Fabián Romo que estrenaba el marcador con un triple y con un Iberconsa centrado en el encuentro.

Ambos equipos protagonizaban un toma y daca constante durante los 10 primeros minutos en los que la anotación era alta y el ritmo del partido, frenético por momentos. El primer período se saldaba con una ligera ventaja para el equipo local (21-20). Parecía que estábamos a punto de vivir otro partido igualado en el Pablo Beiro pero el segundo cuarto iba a dejar una impresión distinta.

El equipo de César Iglesias empezó a desconectarse del partido: varios tiros fáciles fallados, errores defensivos y un Bidaideak que seguía golpeando incesantemente como un martillo pilón. Eso provocó una sequía anotadora en el equipo local que los llevaría a anotar tan sólo 6 puntos en el segundo cuarto. Esa falta de anotación fue aprovechada por los vascos que siguieron a lo suyo consiguiendo anotar 21 puntos y manteniendo la media anotadora del primer cuarto. Y todo liderado por un nombre propio: David Mouriz.

David Mouriz, el verdugo

El internacional español y antiguo jugador del Iberconsa comenzó a sacar la muñeca a pasear sin miramientos. No importaba si el tiro entraba o no; la actitud iba a ser tirar en cuanto pueda. Y así lo hizo. Un auténtico recital de triples que terminaría aportando 39 puntos a su marcador personal al final del partido. 8 triples anotados, 15 rebotes y un 30,6 de valoración fueron los números finales del hombre que se echó el equipo a su espalda y lideró la victoria visitante.

Por parte del equipo local, Agustín Alejos mantuvo sus números con 26 puntos, 14 rebotes y un 20,9 de valoración que lo mantienen como líder anotador de la División de Honor de la Liga BSR. Fabián Romo también completó un doble doble con 16 puntos y 17 rebotes. La segunda parte del encuentro estuvo dominada completamente por el equipo vasco que continuó aumentando la distancia de puntos en el marcador hasta culminar la gesta con un 56-82.

El próximo sábado el Iberconsa vuelve a enfrentarse al Bideaideak Bilbao, esta vez en casa de los vascos. Veremos si los de Vigo son capaces de darle la vuelta a la tortilla. La respuesta la sabremos el próximo fin de semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.