El Instituto de las Mujeres gana la demanda interpuesta contra los gimnasios McFit por publicidad sexista

La Audiencia Provincial de Madrid ha ratificado la sentencia dictada en 2020 por el Juzgado de lo Mercantil como resultado de un proceso que se abrió en enero de 2017 en contra de la campaña publicitaria de McFit

La Audiencia Provincial Civil de Madrid ha ratificado la sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil nº 05 de Madrid que, con fecha de 28 de enero de 2020, estimaba íntegramente la demanda del entonces Instituto de la Mujer contra McFit España, considerando que la publicidad referida en la sentencia era desleal e ilícita y condenando a la demandada a cesar la campaña publicitaria y a prohibir su reiteración. Además debían publicar la sentencia a través de los medios de comunicación digitales, página web o redes sociales en los que se había llevado a cabo la publicidad ilícita, así como al pago de costas de la demanda.

Antecedentes

En diciembre de 2016 la cadena de gimnasios McFit publicaba un video a través de youtube, en el que aparecía una mujer joven en una biblioteca vestida con un pantalón vaquero muy corto inclinándose a coger un libro. Un chico pasaba a su lado al tiempo que se escuchaba una voz en off que indicaba “somos la razón por la que te giras al pasar”. Las imágenes siguientes añadían de manera explícita cómo ese primer encuentro desenvocaba en una relación sexual en que aparecían las nalgas de la mujer en primer plano. La campaña publicitaria del citado gimnasio se completaba con la colocación de lonas publicitarias en varios edificios donde aparecía la parte trasera del cuerpo de una mujer cubierto con una prenda interior distinta de las que se diseñan para practicar ejercicio. En segundo plano, apenas perceptible para el espectador, se apreciaba que la mujer portaba una mancuerna en su mano derecha.

En enero de 2017 el Instituto de la Mujer interpuso una demana en contra de los gimnasios McFit por considerar su publicidad desleal e ilícita ya que vulneraba el artículo 3.a de la Ley General de la Publicidad que considera ilícita “la publicidad que presente a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria, utilizando su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar”.

En enero de 2020 el Juzgado de lo Mercantil nº 05 de Madrid estimó íntegramente la demanda del Instituto de la Mujer dictando sentencia contra los demandados, sentencia que los gimnasios McFit apelaron alegando el artículo 20 de la Constitución Española referido a la libertad de expresión en virtud de la cual los demandados reivindicaban la libertad creativa referida a este anuncio concreto en el que “lo que se vendía no era solamente un gimnasio sino un estilo de vida para alcanzar un determinado nivel de bienestar”.

Finalmente en febrero de 2022, el Magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid resuelve a favor del Instituto de las Mujeres, desestimando el recurso de los demandados y ratificando la sentencia anterior.

La directora del Instituto de las Mujeres, Antonia Morillas, ha recibido con satisfacción el resultado de este litigio declarando que “esta sentecia ha de servir para hacer pedagogía y para que los anunciantes tomen nota de que usar el cuerpo de las mujeres, sexualizarnos y encasillarnos en estereotipos de género para vender sus productos es publicidad ilícita que atenta contra nuestros derechos y que ha de ser erradicada de los medios de comunicación”.

En los cinco últimos años el OIM del Instituto de las Mujeres ha recibido más de 3.782 quejas de las que 1.284 están referidas a la publicidad sexista.

Los casos que mayor número de quejas ha recogido el OIM durante los tres últimos años han sido de la Universidad Complutense de Madrid con 49 quejas por el cartel del seminario sobre «Introducción a la teoría del porno» en el que figuraba la imagen de una mujer desnuda, atada con cuerdas y tumbada en el suelo.

U Power Ropa de Trabajo, empresa de la que se han recibido 44 quejas por el Spot de TV en el que una joven rubia y con tacones pasa por una zona de obras siendo salpicada por un coche. Momento en el que un operario corre a protegerla y cubrirla con su chaqueta de trabajo de la marca U Power; y la hamburguesería The Fiztgerald con 21 quejas por el anuncio en lona gigante en la que se normalizaba y positivizaba la pornografía y nuevas formas de prostitución.

El objetivo del Observatorio de la Imagen de las Mujeres es el de concienciar a la sociedad y a los sectores profesionales sobre la incidencia directa del sexismo en la perpetuación y refuerzo de la discriminación y la violencia de género. Objetivos del Observatorio son también los de fomentar una imagen social de las mujeres equilibrada y no estereotipada y promover el cumplimiento de la normativa vigente en materia de publicidad ilícita por sexista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.