España aporta asistencia alimentaria urgente a Malí por valor de 500.000 €

La ayuda será ejecutada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en el país

España realizará una contribución extraordinaria de 500.000 euros a Mali a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas para paliar los graves efectos de la crisis alimentaria que sufre la población del país. Esta contribución forma parte de los 6,5 millones de euros comprometidos por el Ministro, el pasado miércoles 6 de abril, en el evento de alto nivel sobre alimentación y nutrición en el Sahel y Lago Chad.

El Gobierno español realiza esta aportación a través de la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), que responde así a la petición de ayuda del Gobierno de Malí, realizada a través de la Embajada española en el país africano.

La ayuda, en coherencia con el Plan National de Reponses (PNR) 2022 del Comisariado de Seguridad Alimentaria en Malí, será canalizada a través del PMA; socio estratégico en Malí para la acción humanitaria española.

En la actualidad, el Sahel sufre una aguda crisis multidimensional que afecta de manera extrema a la seguridad alimentaria de la población. Concretamente en Malí, se espera que en 2022 sean cerca de 7,5 millones las personas con necesidad de asistencia humanitaria -según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA)- y 1,2 millones con necesidad urgente de asistencia alimentaria (según el clúster de seguridad alimentaria en Malí).

Las sequías persistentes; el elevado volumen de desplazados internos por conflictos interétnicos; el yihadismo en la región; la subida de precios del combustible y los cereales, agravada por la invasión rusa de Ucrania y las restricciones para frenar la COVID-19; unidos a las dificultades encontradas para el despliegue de la ayuda humanitaria en Malí por las limitaciones de seguridad, constituyen una confluencia de factores que han agravado la situación hasta límites no conocidos en los últimos años.

La aportación española se hizo oficial en un acto simbólico celebrado el pasado jueves en Bamako con la participación del Ministro Comisario para la Seguridad Alimentaria del Gobierno de Transición de Malí, Redouwane Ag Mohamed Ali; el representante adjunto del PMA, Armand Ndimurukundo; y el Embajador de España en Malí, José Hornero Gómez.

La cooperación española en Malí

Malí es un país prioritario para la política pública de la Cooperación Española desde 2006 e integra las intervenciones humanitarias en el país dentro de la Estrategia Humanitaria para el Sahel y el Lago Chad de la AECID.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) cuenta desde 2008 con una Oficina Técnica de Cooperación (OTC) en Bamako (Malí) que coordina en el terreno las actuaciones de la Cooperación Española.

La AECID contribuye en Malí a la construcción de la resiliencia de las comunidades locales, especialmente en las regiones de Sikasso, Bougouni, Kita y Kayes y a la mejora de las oportunidades de desarrollo.

Las iniciativas de la AECID inciden, particularmente, en el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria y nutricional a través de entidades especializadas –agencias de las Naciones Unidas y ONG especializadas en acción humanitaria.

Así, la AECID impulsa iniciativas humanitarias en Malí en materia de nutrición y seguridad alimentaria; vuelos humanitarios para facilitar el acceso a la ayuda; protección de las poblaciones en general y de la infancia en particular con iniciativas educativas, etc, siempre en el marco global estratégico establecido por OCHA en el Plan de Respuesta Humanitaria para Malí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.