Las hipotecas añaden presión a los consumidores, sometidos a una inflación histórica y unos precios de la energía descontrolados

ADICAE alerta de la necesidad de prever y anticipar medidas institucionales de respuesta a la preocupante situación que la combinación de intensas subidas de precios y alza de los tipos de interés puede generar entre los consumidores

El euríbor, principal índice de referencia para calcular la revisión de los tipos de interés variable en los préstamos hipotecarios, entró en positivo por primera vez desde 2016 este pasado Miércoles, cuando se situó en el + 0,005% (nivel que no alcanzaba desde el 11 de enero de 2016) después de haber alcanzado su mínimo el 20 de diciembre de 2021 con un -0,518%.

De este modo, hoy en día la hipoteca media cuesta 384 euros más al año frente al cierre del pasado diciembre, y de continuar esta tendencia el resto del mes, aquellos que tengan que revisar la hipoteca con los datos del cierre de abril verán como sus cuotas se encarecen. Una situación que se suma al incremento de riesgos de impago de las cuotas derivado del fin de las moratorias implementadas durante la pandemia, riesgos que ya empezaron a manifestarse el pasado 2021 en los préstamos al consumo. En el caso de las hipotecas, aunque la morosidad cerró 2021 en el 3,06%, en su primera subida trimestral desde junio de 2020.

Ante esta situación, las entidades bancarias han cambiado la estrategia de su oferta hipotecaria, reforzando la oferta de préstamos a variable, que en este momento es lo que les reporta mayores expectativas de crecimiento de sus ingresos por intereses, y encareciendo los referenciados a fijo que aunque se mantienen en niveles contenidos experimentan subidas del 25% (pasando en muchos casos del 1,30%-1,40% al 1,65%-1,75%)

Esta subida del euríbor anticipa una subida de los tipos de interés en la zona euro ante la elevada inflación, que puede superar el 7% este año, según el Banco Central Europeo (BCE). ADICAE considera que esta tendencia es peligrosa para los consumidores, que no solo tienen que lidiar con el aumento de los precios de productos de primera necesidad a causa de la inflación, sino que además ahora afrontarán subidas en hipotecas exclusivamente orientadas al beneficio de la banca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.