Los descensos de los precios de la electricidad y los carburantes atenúa la subida del IPC en abril al 8,4%

El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió en abril un 8,4%, lo que supone una disminución de 1,4 puntos respecto a marzo, cuando se marcó la tasa más alta en 37 años (9,8%).

En caso de confirmarse a mediados de mayo este avance del IPC publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación en España en abril marcaría su segundo registro más alta desde mayo de 1985 precisamente tras el de marzo, y estará encadenando 16 meses en valores positivos. El último mes en que este índice dio negativo en valores interanuales fue en diciembre de 2020 (0-5%).

El INE explica que la evolución del IPC en abril es debida, principalmente, a los descensos de los precios de la electricidad y los carburantes.

En sentido contrario, influyó el aumento de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, mayor este mes que en abril de 2021.

La inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta un punto, hasta el 4,4%, que de refrendarse dentro de unas semanas, sería la más alta desde diciembre de 1995.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se sitúa en el 8,3%, un punto y medio inferior a la registrada el mes anterior.

(SERVIMEDIA)

Foto OCU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.