Salvamento y Socorrismo pide formación para las personas refugiadas de Ucrania para su seguridad en los espacios acuáticos

Un informe de la Federación Europea de Salvamento pone de manifiesto el escaso nivel de conocimiento que adquieren en su país

La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo ha pedido al Gobierno de España el desarrollo de acciones de formación en el ámbito de la prevención de accidentes en el medio acuático dirigidas a las personas ucranianas desplazadas en España como consecuencia de la invasión de su país dado el bajo nivel de conocimiento que disponen sobre la seguridad en el agua y la natación.

Así lo expone la presidenta de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, Isabel García Sanz, en una carta que ha dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que pone a disposición del Ejecutivo los recursos federativos para participar y, en su caso, liderar “las acciones encaminadas a dotar al mayor número de personas ucranianas refugiadas de unos conocimientos básicos para el uso adecuado en un entorno seguro de los espacios acuáticos”.

García Sanz explica en su misiva que el Grupo de Trabajo sobre Migrantes y Refugiados de la Comisión de Prevención de Ahogamientos de la Federación Europea de Salvamento (ILSE, en sus siglas en inglés) ha examinado los conocimientos que las personas refugiadas de Ucrania tienen en esta materia con el objetivo de evitar ahogamientos en los países de destino.

Con los datos sobre la formación que se recibe en aquel país facilitados por la organización correspondiente de la ILSE en Ucrania, Beach Patrol-Пляжний Патруль, se decidió recomendar el análisis nacional de esta información y la creación de programas específicos para la prevención de ahogamientos.

La presidenta de la Federación Española destaca en su carta que en el caso de España “el Plan de Acogida para Personas Desplazadas Procedentes de Ucrania del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha dispuesto cuatro Centros de Recepción, Atención y Derivación (CREADE), tres de ellos en provincias costeras, Alicante, Barcelona y Málaga, y el cuarto en la Comunidad de Madrid, que también dispone de espacios acuáticos naturales de gran afluencia, además de un elevadísimo número de instalaciones acuáticas de uso público”.

En esta línea, esgrime al presidente del Gobierno que “el volumen de población ucraniana que se concentra en estas zonas sin conocimientos básicos de lo que es la prevención en el uso de los espacios acuáticos y la más que previsible utilización en la época que se avecina de los mismos hace recomendable el desarrollo de acciones de formación específicas, aunque sean de carácter mínimo, para evitar situaciones de riego que la experiencia, y la estadística, nos marcan que terminan con la pérdida de vidas humanas”.

Tanto el grupo de trabajo como la comisión de la ILSE están presididas por dos directivas de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, María Victoria García Sanz y Ana Domínguez Pachón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.