100 años de historia de «La Coruñesa» empresa oscense de distribucion de pescado, marisco fresco y productos congelados seleccionados

Huesca y A Coruña unidas por el nombre de una empresa centenaria, que la pasada semana celebró su ciena años por todo lo alto. 

——

La Coruñesa como marca nació en 1922 cuando La Coruña era y sigue siendo el puerto pesquero más importante del Atlántico y Cantábrico, ponerle el nombre de la ciudad herculina era garantía de vender el mejor pescado y marisco fresco de España. Mariano Luna abrió la pescadería «La Coruñesas» en la plaza López Allué, por entonces plaza del Mercado de la ciudad, en la esquina donde comienza la calle Cuatro Reyes.

“No hay muchas empresas que cumplan cien años y hay que celebrarlo”, ha destacado José Luis Sierra, gerente de La Coruñesa, ante los más de 200 invitados del sector de la restauración y el comercio que han asistido al acto de celebración del Centenario, además del equipo de la empresa, 31 trabajadores en la actualidad, y distintos representantes institucionales.

“Además, estos dos años de pandemia se han convertido en nuestro mayor reto profesional de los últimos cuarenta años, y nuestra evolución sigue siendo positiva. Este año esperamos superar las cifras de 2019, con una previsión de 8 millones de euros de facturación y más de 1.100.000 kg de producto vendido. Gracias a todos, clientes, proveedores, colaboradores y compañeros, por confiar en nosotros y por acompañarnos en nuestro camino. Este proyecto también es parte vuestra”, ha añadido.

El acto ha sido presidido por Arturo Aliaga, vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, y Luis Felipe, alcalde de Huesca. Y ha contado también con la presencia de Elisa Sancho, vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, y Sergio Moreu, consejero comarcal de Desarrollo de la Hoya de Huesca, entre otros representantes institucionales, que han felicitado a la empresa por su trayectoria.

La Coruñesa se creó en 1922 como una pequeña pescadería en la plaza López Allué (Plaza del Mercado). Desde entonces hasta 1981, cambió de propiedad en varias ocasiones y llegó a contar con sucursales en el interior del Mercado, la Plaza San Lorenzo y el Coso Bajo. En 1977 se trasladó a la sede que tuvo hasta 2015 en la calle San Urbez.

En 1981, La Coruñesa cambió de propiedad y fue adquirida por una sociedad de doce profesionales oscenses del sector, que se unieron para aunar fuerzas en el área de la distribución. En la actualidad, cinco de aquellos socios continúan formando parte de la sociedad anónima: Vicente Bernet, Ángel Mompradé, José Antonio Casterad, Carlos Fanlo y Mariano Azón, este último presidente del Consejo de Administración de La Coruñesa S.A. Como ha señalado el gerente, “aunque hoy solo han podido asistir tres a esta celebración, todos son veteranos del sector, ahora mayores de 70 años, que han sido o siguen siendo propietarios de pescaderías en Huesca. Gente luchadora y comprometida con su territorio”.

En 2013 inició su expansión fuera de Huesca, comenzando con la venta de sus productos también en Zaragoza. En 2015 inauguraron sus nuevas instalaciones en el Polígono Monzú, más modernas y sostenibles, doblando la superficie anterior, para dar un paso más en calidad de servicio y apoyar la expansión de la empresa por el territorio aragonés. Esta sede, en la que se invirtieron 1,5 millones de euros, ocupa más de 1.200 metros cuadrados de superficie y está acondicionada cumpliendo la normativa más exigente en el ámbito sanitario europeo.Durante estos últimos siete años han realizado nuevas mejoras como la instalación de placas solares, la adquisición de equipamiento que facilite las condiciones laborales y la inversión en tecnología informática.

Los últimos dos años han sido complicados. “Haber conseguido superar con solvencia la etapa de la pandemia, manteniendo nuestra estructura empresarial, el ámbito de distribución, una cartera de clientes en crecimiento y sobre todo, haber conseguido mantener y consolidar a todo el equipo humano, nos hace sentirnos orgullosos de nuestro equipo, clientes, proveedores y colaboradores, y estar esperanzados con el futuro”, ha destacado Sierra. “Y seguimos luchando por mejorar cada día. Nuestro equipo empieza a las cuatro de la mañana y antes de las 10 están repartidos el 80 % de los pedidos, con una media de 170 a 200 pedidos diarios”. ´

Entre sus clientes, La Coruñesa cuenta con más de 800 puntos de venta entre comercios, supermercados, restaurantes, hoteles, empresas de catering, centros educativos y otros colectivos. Distribuyen más de mil referencias de productos que proceden de caladeros de distintas partes del mundo, como vieiras y bacalao de Noruega, ostras y mejillones de Francia, cigalas de Dinamarca, bogavante de Canadá o rape de Escocia. Aun así, el producto nacional sigue siendo su especialidad, sobre todo de Galicia y Asturias en pescado blanco, de Castellón, Valencia y Cataluña en pescado azul, y han incorporado variedades de gran calidad de Cádiz y Huelva (besugo, atún rojo, pargos, urtas…).

Respecto a las tendencias en el sector, José Luis Sierra ha explicado que “se aprecia un crecimiento exponencial del pescado de agua dulce criado en cultivo o en piscifactoría, y en los últimos diez años se ha cuadruplicado la demanda del trabajo de elaboración y transformación del pescado. Es un servicio muy apreciado por los profesionales porque facilita su trabajo, al llegar el producto perfectamente limpio, de forma eficaz y más rentable, listo para cocinar”.

Fuente. Financial Food

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.