DESDE LOS CANTONES. Diego Calvo y la candidatura “popular” a la Alcaldía de La Coruña. Por Celso Ferreiro Cobas

Pedro Sánchez protagonizará un filme sobre su actividad presidencial.

——–

En Vigo, se construirá el centro más importante de investigación Marina en el Atlántico.

——-

La lucha por la Alcaldía coruñesa revela la falta de sintonía, dentro del Partido Popular local, con el presidente provincial Diego Calvo, preconizado Conselleiro en el futuro gobierno de la Xunta de Galicia. La historia tiene antecedentes curiosos. En circunstancias parecidas, el portavoz del PP Rodríguez Corcoba, era uno de los aspirantes al “trono” de María Pita, pero la mano ferrolana del titular del PP provincial Juan Juncal, entonces alcalde de la ciudad departamental, frustró sus aspiraciones. La que debiera ser una lucha por objetivos comunes, los políticos, se entregan a cualquier triquiñuela. En La Coruña, hace pocos días apareció, en la prensa el concejal Miguel Lorenzo, como posible candidato del PP a la alcaldía, sin saber quién lo presentaba. A veces, según circunstancias, se produjeron auto candidaturas. Ha sido una tradición, que los portavoces municipales, que han tenido un notorio desempeño, merezcan esa consideración del partido, al que representan en el Ayuntamiento. Lo lamentable ha sido que quien viene ocupando la portavocía “se había enterado por los periódicos”. Sin desmentirlo, todo indica que todavía no hay noticia oficial, ni oficiosa, del asunto. Regularmente, los portavoces municipales, en muchos casos, son designados por sus propias organizaciones, candidatos a las Alcaldías respectivas, si durante la legislatura, han tenido una actuación notoriamente reconocida. Tal es el caso de La Coruña, con la portavoz del PP, Rosa Gallego, funcionaria, perteneciente al Cuerpo de Letrados de la Xunta, que ha sido y es una de la ediles más relevantes de la actual Corporación Municipal. De nuevo, se dice, que la mano ferrolana, del titular provincial del PP Diego Calvo, tiene otras opciones, todavía no proclamadas. Es decir «donde digo, «digo», digo «Diego”. Rosa Gallego es una persona de modales efusivos, bajo los cuales se adivina una mujer tenaz y perfectamente controlada. Siempre respetuosa con las normas establecidas, como funcionaria de la Xunta, dentro de las limitaciones humanas, tiene el talento y la ponderación de encontrar soluciones buenas por otras posibles. Coruñesa de siempre, conocedora de la historia de nuestra ciudad, es una figura que goza de gran popularidad y prestigio institucional y social en la vida coruñesa. Su actuación, como portavoz municipal, ha dado lustra al cargo, alejada siempre de la pancarta y del ruído. Tiene espíritu coruñés, tan reconocido, por grandeza y señorío, pero, repetimos “donde digo “digo”, digo “Diego”. Allá el PP.

ANTE LA LLEGADA DE ALFONSO RUEDA

Feijoo se ha ido para Madrid y se ha llevado a un buen número de personas, que conformaban su equipo en la Xunta, como si fuera un maquinista, que conoce la carga que arrastra. Las encuestas de cara a las elecciones generales, le prometen un resultado muy lisonjero. Ahora le resta aguantar el disparadero de un gobierno socio comunista, acostumbrado en la tarea de “embarrar” el terreno de sus adversarios que cuenta con muchos palilleros. En Galicia, se estrenará Alfonso Rueda, necesitado, como su gabinete, de abundante cantidad de entimia, para tomar nuevas medidas y fomentar la armonía entre las instituciones, como así conviene al mejor que hacer y a la más eficaz gestión de los nuevos gobernantes, que es la custodia de la buena crianza. La ciudadanía sabe esperar hasta familiarizarse con la morfología de los nuevos conselleiros, una vez superado el estado de ensoñación. Alfonso Rueda, futuro nuevo presidente de la Xunta, ha de ejercer su tarea con determinación, con ideas y verdades, y no escuchar a quienes traten de poner obstáculos en su camino. Recuerde el proverbio chino “guarda las carencias y evita que otros las pierdan”.

DON ABEL ESTUVO AL QUITE

Con sus acrobacias corporales y lingüísticas, con su caudal de luminotecnia, don Abel Caballero el “ser superior del socialismo gallego”, ha conseguido para la ciudad olívica el nuevo Instituto de Investigaciones Marinas, considerado como el Centro más importante del CSIC, de Investigación Marina, en el Atlántico. Ocupará una superficie de 13.265 metros cuadrados y se construirá en dos fases: la primera de 6.550 útiles, se aumentarán los despachos y laboratorios, la sala húmeda, acuarios y la planta piloto. La medida ha sido anunciada, coincidiendo con la descentralización en Santander y Murcia, dos de las tres áreas del Instituto Español de Oceanografía, instaladas en Vigo y La Coruña, respectivamente. Queda por conocer cuando comenzarán las obras de las nuevas instalaciones en Vigo.

DESDE MARÍA PITA, A LO SUYO

El ayuntamiento de La Coruña va a replantearse el alumbrado público. Con la medida, tan necesaria, parece reafirmar, que la claridad no está en los gobernantes locales. El Orzán sigue siendo la zona más ruidosa, no exenta de peligro y el saneamiento de la ciudad, parece sin solución. Hubo una concejal socialista que tenía competencia directa en el asunto, cuando el aroma de la refinería llegaba a la población decía “que los coruñeses tenían la “Olideiras” muy finas”. Parece que la alcaldesa ha observado ciertos reparos en las plataformas, que se proyectan en la Ría del Pasaje. Ella, a los suyo, sin mejorar el protocolo y la seguridad, dos factores que acreditan una casa bien organizada. Remedando a Walter Scott, podemos aplicar su máxima “cuando cae una mancha en el rico manto de Estambul, hay quien la señala con el dedo, el sabio la oculta con su manto”.

ANÉCDOTA

Pedro Sánchez participará en un documental cinematográfico, para mejor ilustrar a los ciudadanos de su tarea cotidiana, como gobernante, tanto, en La Moncloa como en el exterior. Nos recuerda a otros presidentes americanos como Evo Morales y Menem. El coca colero boliviano acostumbraba a cerrar las instalaciones presidenciales para jugar un partido de fútbol con los periodistas. El argentino Carlos Menem, quiso cumplir “El sueño del Pibe»: Jugar un partido de fútbol con Maradona, al baloncesto con Nicola, al automovilismo con Reuteman y al Boxeo con Carlos Monzón, con éste púgil, no lo dejaron. El postureo de nuestro presiente, nos desengañará, de que en la Moncloa, no está George Clooney.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.