El Liverpool no caminará solo en A Coruña

El barrio de Elviña esconde en la calle Rafael Alberti una especie de pequeño Anfield, debido al cariño y afición que profesa la propietaria de El Tío Juan por los Reds. Además, la Peña Deportivista a la que da nombre alcanza ya los cuarenta miembros

El encabezado del próximo sábado para cualquier coruñés aficionado al fútbol al que le sea entre dañiña y desagradable la sobreexposición a los más fanáticos inputs de caverna mediática podría llevar un encabezado propio de Goscinny y Uderzo: «Toda A Coruña está ocupada por los madridismo… ¿Toda? ¡No! un Café Bar poblado por irreductibles ‘reds’ resiste, todavía y como siempre, al invasor». Esa imaginaria aldea gala de Astérix y Obélix tendrá su correpondencia para la final de la Champions en la Calle Rafael Alberti 31, en el Café Bar El Tío Juan.

Sin embargo, lejos de ser una manifestación de repulsa o antimadridismo, se trata, desde su apertura en enero del año 2017, en un pequeño Anfield Road en pleno barrio de Elviña: desde las paredes rojas a una enorme bandera bajo una de las dos televisiones, pasando por una bufanda que nos recuerda que ‘This is Anfield’. En las estanterías, entre brebajes más mainstream, espera escondida una botella de Liverpool Vodka, medio llena o medio vacía desde la Champions League conquistada por los de Jurgen Klopp en 2019 en Madrid. Si alguien no conoce el famoso The Kop, quizás la grada de animación más famosa del mundo, puede hacerse una idea y aprovechar para acompañar su consumición de un pincho caliente del día.

Y es que, a pesar de lo que uno pudiera imaginarse, El Tío Juan ni es un antiguo pub inglés, ni está regentado por un aventurero del norte de Inglaterra. Simplemente responde a uno de los dos escudos en el corazón de la socia deportivista y dueña Patricia Gómez Martínez (A Coruña, 1987). El famoso Spanish Liverpool de Benítez hizo que el You´ll Never Walk Alone sonara más en su cabeza que las sintonías de los Nokia de entonces. «Aquí se ponen todos los partidos del Liverpool todo el año, sean de Premier, FA Cup, Champions…», explica, antes de lanzar un doble mensaje a todos los madridistas que se animen a vivir el duelo del sábado en un ambiente un poco menos afín. «Mi bar, por desgracia, no es antimadridista, sino más bien todo lo contrario», advierte en relación a la confesión de muchos de sus clientes. «A todos los que quieran cachondeo sano y pasarlo bien les recomiendo ver la final aquí: mezclados unos con otros, y quién sabe si un Godello para celebrar una Champions (la séptima, no la decimocuarta)», añade.

La del Stade de France será la segunda experiencia similar para Patricia, a quien en el 2018 le tocó sufrir una suerte de hara kiri por parte de su equipo. «Jugaban con el portero a favor o algo así, aunque aquí se vivió con cierta alegría, porque éramos pocos del Liverpol», recuerda, en referencia a las ‘cantadas’ del meta Karius. «De esta vez espero que un buen partido, y que gane el fútbol. La veo complicada, porque la suerte no suele estar a nuestro favor, pero pienso que si jugamos como cuando apretamos… ganamos seguro», prosigue.

Pero no será el único frente abierto para El Tío Juan, que a partir de las 18.30 horas de ese mismo día estará a tope para otro partido del Deportivo. Y es que el local da nombre y es sede de una Peña Deportivista que suma cuarenta miembros de todas las edades y que lleva varios años especialmente activa. Si todo eso no fuera suficiente, hay espacio para cualquier deporte (Marc Márquez dispone también de un pequeño altar), a lo largo de todo el horario de apertura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.