La acusación penal contra una profesora por apología de la paz en Rusia. Por Diego Fierro Rodríguez

La guerra de Rusia está generando una fuerte controversia a nivel mundial porque las causas, los medios y los fines de la contienda impulsada por Vladimir Putin están lejos de resultar respetuosos con los derechos humanos. Precisamente, se pudo saber por elDiario.es que una profesora rusa se enfrenta a una pena de prisión tras ser grabada por sus alumnos mientras expresaba su opinión sobre la guerra. El pasado día 18 de marzo, los alumnos de 13 y 14 años de Gen le preguntaron por qué se había prohibido a los atletas rusos participar en competiciones internacionales y la profesora, llamada Gen, afirmó lo siguiente: “Hasta que Rusia empiece a comportarse de forma civilizada, la no admisión de atletas rusos en las competiciones continuará para siempre… Creo que es lo correcto”. A este añadió que: “¡Rusia quería llegar a Kiev y derrocar al Gobierno! Ucrania es, de hecho, un Estado soberano, hay un Gobierno soberano… Estamos viviendo en un régimen totalitario. Cualquier disidencia es considerada un crimen”.

Sus palabras sobre la disidencia se materializaron y la difusión del audio, que probablemente esperaba ser captado debidamente por alumnos que le tendieron una trampa, llegó hasta el Kremlin. Después, Gen pudo conocer que la Fiscalía pretende lograr para ella la imposición de una condena de diez años de prisión.

Se determina por varios instrumentos internacionales que la apología de la violencia, entendida como cualquier mensaje que promueva la violencia y que sea realizado en público o difundida, debe estar prohibida. A este respecto, la Convención de Naciones Unidas para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 9 de diciembre de 1948 y la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial de 21 de diciembre de 1965 proscriben los discursos que alienten la violencia y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 16 diciembre de 1966 dispone en su artículo 20.2 que toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituya incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia estará prohibida por la ley. Sin embargo, ello nunca ha parecido cuadrar en el marco de las críticas a un conflicto bélico.

Ciertamente, puede parecer extraño que se pueda considerar delito mostrar un alegato que, como mucho, se podría definir como una conducta constitutiva de apología de la paz. Sin embargo, el ánimo de los alumnos de la profesora acusada y la actuación de las autoridades permiten inferir que el clima de patriotismo vinculado a la defensa de la iniciativa bélica de Rusia ha alcanzado un alto nivel, en el que los defensores de las cuestionables decisiones de Vladimir Putin tienen más potencia cuantitativa o cualitativa que los detractores, probablemente porque entenderán que las decisiones del que fue espía reconvertido en dirigente político están encaminadas a devolver a Rusia la gloria que tuvo durante los tiempos en los que existió la URSS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.