La CH Miño-Sil planta 5.200 árboles en las riberas de varios ríos lucenses

Los corredores fluviales de los ríos Chamoso, Neira, Tordea y Miño, a su paso por los ayuntamientos de O Corgo, Láncara, Páramo, A Pastoriza y Castro de Rei

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS),  Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, mejora el estado de los corredores fluviales de varios ríos lucenses para frenar la pérdida de biodiversidad mediante restauración con especies de hábitat prioritario, a través de una inversión que supera los 20.000 euros.

Se plantaron más de 5.200 árboles de ribera en zonas desprovistas de arbolado,  en tramos de la ribera con huecos generados por la eliminación de árboles muertos o con riesgo de caída,  en tramos de varios ríos que en su totalidad suman 20 km.

Los trabajos se realizaron en la provincia de Lugo, en los ríos Chamoso, Neira y Tordea en el municipio de O Corgo; en el río Neira en los ayuntamientos de Láncara y Páramo;  y en el río Miño a su paso por A Pastoriza y Castro de Rei.

Principalmente se repobló con estaquilla de sauce de la zona, pero también otras especies como arce, abedul y fresno.

Estos trabajos complementan las actuaciones de mejora de la capacidad hidráulica de los ríos, incluidos en la conservación y restauración de cauces, que supondrá una inversión en 2022 para la provincia de Lugo  de más de 1 millón de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.