El alcalde de Pontevedra, Fernández Lores, no tiene bomberos

Incendio en el centro de Pontevedra, llegan los bomberos y… ¡sorpresa!, de los dos camiones que llegan solamente bajan 1 bombero, los conductores y el mando. Sí, esta es la realidad de un ayuntamiento que su alcalde, el Sr. Lores, vende por el mundo como ciudad ejemplo, un alcalde que expone a sus trabajadores a más riesgos de los que ya tienen por su propia profesión, pero lo peor y lo imperdonable es que no da un servicio de seguridad a sus vecinos.

La precariedad en la plantilla de bomberos y los abusos ejercidos por este gobierno sobre el personal para tapar la situación real, hace que cada vez sea más insostenible.

Como ejemplo, este jueves, como sucedió en otras ocasiones, los ciudadanos de Pontevedra no tenían el servicio de bomberos que se espera de una ciudad moderna. Ese día se encontraba solamente 1 bombero que hacía de mando, por falta de mandos, 1 conductor, 1 bombero y 1 telefonista, y uno de ellos forzado a prolongar su jornada laboral realizando 36 horas seguidas de guardia, con el riesgo que ello supone. Tal situación forzó que el propio jefe del servicio, consciente de la gravedad y del peligro que esto conllevaba para los trabajadores y la ciudadanía, al no cumplir los mínimos establecidos, se viera obligado a reforzar el servicio

La FALTA DE PERSONAL y la nueva reestructuración impuesta por la concejala de personal, Carmen Fouces, de este servicio, está provocando una situación de tal gravedad y peligro en la que nunca antes se había encontrado.

El gobierno de Lores, que se manifiesta en sus pancartas en defensa de los trabajadores y sus derechos, se olvida de su personal.

En el caso de bomberos, siguen afirmando que no hace falta más personal, que somos suficientes, esa mentira la suplen optando por el ABUSO y la IMPOSICIÓN con el aumento de jornada anual de 122 horas denominadas de “especial dedicación”.

Aun con ese aumento de horas impuestas, en lo que va de año fueron numerosas las guardias en las que no se llegaron a cubrir los mínimos, a pesar de trabajar 72 horas semanales, retirando los descansos y obligando al personal a realizar horas extras, avisando de un día para otro o mandándonos la policía a casa, como si fuésemos delincuentes. También deniegan días de asuntos particulares, vacaciones, permisos sin retribución, comisiones de servicio, conciliación, etc.

Esta situación hace que la plantilla esté cansada y quemada, tal y como ya recogía el informe psicosocial de bomberos realizado hace 2 años, que el Concello tuvo que realizar por orden de Inspección de trabajo, y al que el Sr. Lores no hace ni caso.

Esta situación tan grave e insostenible de abusos y dictadura pone en peligro la salud mental y física de los bomberos, además de poner en peligro a la ciudadanía por no poder ejercer su profesión de salvamento con los medios personales adecuados. Esta problemática llega a tal punto que, obliga a que funcionarios de carrera, bomberos busquen una salida volviendo a opositar, ¡pero en otras administraciones! claro está. El mes pasado, 2 bomberos dejaron de formar parte de la plantilla de bomberos de este Concello, y a otros 3 les fueron denegadas solicitudes de comisión de servicios, solicitadas para poder irse, ¡Lores, háztelo ver!

Esta situación hace que el riesgo de accidente aumente, y la eficacia y la eficiencia en las diferentes emergencias no sea la que tenga que ser.

El Sr. Lores y su equipo de gobierno (BNG-PSOE) no tienen bomberos y los que tienen están cansados y quemados.

Mientras todo esto ocurre, la señora concejala de personal, Carmen Fouces, se esfuerza por ocultar en prensa una realidad, porque no le interesa que se sepa como es su modelo de “gestión moderna y ciudad ejemplo” que tanto vende, ya que no va de acorde con sus pancartas y protestas en otras administraciones. El Sr. Lores habla de modernización de su administración, cuando la realidad es todo lo contrario.

Todo esto es un ejemplo en el servicio de Bomberos, pero no es el único servicio afectado, y no nos olvidamos de nuestros compañeros de la Policía Local, a los que también aumentaron su jornada laboral, Servicios sociales, brigadas, deportes, administrativos, y todos aquellos trabajadores de este ayuntamiento que están sufriendo a este gobierno dictatorial de coalición del BNG y PSOE y que al final repercute en la ciudadanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.