Los nuevos requisitos de la Miño-Sil para talas y podas junto a acuíferos crispan al sector forestal

El endurecimiento y las demoras en la tramitación de permisos para talas, podas decotamientos de foresta junto a acuíferos gallegos por parte de la Confederación Hidrográfica Miño– Sil están indignando al sector agroforestal gallego

Fuentes de este sector, clave en el sector primario de provincias como Ourense o Lugo, afirmaron que está tramitación se demora a veces más de medio año, en vez del mes o dos meses de antaño.
Esto afecta a árboles o foresta a menos de 100 metros de regatos, arroyos o ríos.
El endurecimiento de los trámites burocráticos ha llevado incluso al Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos Forestales de Galicia a plantearse un escrito de queja o reclamación ante el Gobierno de España.
Las dificultades para el aprovechamiento de la flpresta se ve frenado, según estas fuentes, por la creciente burocracia, ocasionando pérdidas en el sector.
Estas fuentes reclamaron una agilización de estos trámites y una más rápida tramitación de estos permisos de la Hidrográfica, ya que afirman que hasta no tener esos permisos no podemos talar, limpiar o decorar esa forestal.
Estas dificultades llegan en un momento en el que el precio del metro cúbico de madera de pino ronda los 30 euros, un 50 por ciento más que hace año y medio, debido al aumento de la demanda de madera a nivel internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.