Mesa de contratación: Qué es y cómo utilizarla

Cuando se opera en el mercado de valores, es importante contar con las herramientas adecuadas que le ayuden a tomar decisiones informadas. Una de esas herramientas es una mesa de operaciones. Una mesa de operaciones puede ser un activo inestimable a la hora de realizar operaciones y gestionar su cartera. En esta entrada del blog, hablaremos de lo que es una mesa de operaciones y de cómo utilizarla.

¿Qué es una mesa de contratación?

Una mesa de operaciones es un lugar donde los operadores compran y venden valores financieros, materias primas y otros activos. El término puede referirse a la mesa física donde trabajan los operadores o al grupo de operadores que trabajan en esa mesa. Las mesas de negociación suelen estar situadas en las oficinas de los bancos, corredores de bolsa y otras instituciones financieras. Algunas empresas tienen varias mesas de negociación, cada una de ellas especializada en diferentes clases de activos o regiones. El tamaño y el alcance de una mesa de negociación pueden variar considerablemente de una empresa a otra. En algunos casos, una mesa de negociación puede estar formada por unas pocas personas, mientras que en otros puede emplear a docenas o incluso cientos de operadores.

Las mesas de negociación suelen estar segmentadas por clases de activos o tipos de valores, como las especializadas en renta variable, renta fija, calculadora forex, materias primas y/o derivados.

Entender las mesas de contratación

El primer paso para utilizar eficazmente una mesa de operaciones es entender cómo funciona. Una mesa de operaciones suele estar formada por dos tipos de personas:

Operadores de ejecución. Son las personas que realmente ejecutan las operaciones en nombre de los clientes. También pueden ser responsables de la investigación, las ventas y/o las operaciones comerciales.

Estructuradores. Son las personas que diseñan y crean productos financieros, como los derivados. También pueden participar en operaciones de investigación, venta y/o negociación.

Las funciones de los operadores de ejecución y de los estructuradores a menudo se solapan, y muchas personas ocupan ambas funciones en distintos momentos. Sin embargo, en general, los operadores de ejecución se centran en la compra y venta de valores, mientras que los estructuradores se dedican a diseñar y crear nuevos productos financieros.

Tanto los operadores de ejecución como los estructuradores trabajan estrechamente con otros miembros de la mesa de operaciones, como los vendedores, los analistas de investigación y los responsables de cumplimiento. También interactúan con los clientes directamente, ya sea en persona o por teléfono. Para tener éxito, es importante conocer bien tanto los mercados financieros como los productos que se negocian en ellos.

Cómo funcionan las mesas de contratación

Las mesas de negociación suelen estar organizadas en equipos, cada uno de los cuales está especializado en una clase de activos o un tipo de valores concretos. El tamaño y la composición de estos equipos pueden variar considerablemente de una empresa a otra. En algunos casos, un equipo puede estar formado por unas pocas personas, mientras que en otros puede emplear a docenas o incluso cientos de operadores.

Los miembros de cada equipo trabajan juntos para realizar operaciones y gestionar carteras. También comparten información y recursos, como datos de mercado y plataformas de negociación. Las mesas de negociación suelen utilizar sistemas electrónicos de negociación para ejecutar las operaciones y gestionar las carteras. Estos sistemas permiten supervisar los precios en tiempo real y ejecutar las operaciones con sólo pulsar un botón.

Tipos de mesas de operaciones

Existen los principales tipos de mesas de contratación:

  • Mesas de negociación de valores. Son las mesas que negocian por cuenta propia de la empresa. También pueden negociar para las cuentas de los clientes, pero su objetivo principal es generar beneficios para la empresa.
  • Mesas de negociación para clientes. Son las mesas que negocian para los clientes. Su objetivo principal es ejecutar operaciones y gestionar carteras, no generar beneficios para la empresa.
  • Mesas de negociación de acciones. Estas mesas se centran en la negociación de acciones y otros valores de renta variable.
  • Mesas de negociación de renta fija. Estas mesas se centran en la negociación de bonos y otros valores de renta fija.
  • Mesas de negociación de divisas. Estas mesas se centran en el comercio de divisas.
  • Mesas de negociación de materias primas. Estas mesas se centran en la negociación de materias primas, como el petróleo y el oro.
  • Mesas de negociación de derivados. Estas mesas se centran en la negociación de derivados, como opciones y futuros.

Conclusión

El tipo de mesa de operaciones que utilice dependerá de sus metas y objetivos. Si lo que busca es generar beneficios para su empresa, entonces una mesa de negociación de props puede ser la adecuada para usted. Si está más interesado en la ejecución de operaciones y la gestión de carteras, entonces una mesa de operaciones para clientes puede ser más adecuada. Asimismo, el tipo de mesa de operaciones que utilice dependerá de los tipos de valores que negocie. Si negocia con acciones, necesitará una mesa de negociación de acciones. Si negocia valores de renta fija, necesitará una mesa de negociación de renta fija. Y así sucesivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.