Nos hablan de democracia pero ¿tú que crees? Por José Luis Calo

Vivimos en un país en el que los únicos actores del panorama político son los grandes partidos políticos, convirtiendo nuestra democracia en una auténtica “partidocracia”. Partiendo de la base de que los partidos políticos son necesarios, vemos cómo, ante el hartazgo, los ciudadanos se van apartando de ellos y buscan otros cauces de participación. Existe un abuso de poder político, rozando ideas propias de los regímenes totalitarios, como lo que hemos sufrido estos últimos años, impidiendo a los ciudadanos ejercer sus derechos. Trasladándonos al municipalismo, ¿quién no vivió en su municipio la corrupción política? El afán de lucro, el favoritismo, el poder… cada día que pasa nuestra democracia se corrompe.

Es incomprensible ver cómo nuestros ciudadanos se acostumbran a que los gobiernos nos mientan, lo vemos a diario en tertulias “todos son iguales ”. En el contexto histórico que estamos viviendo hay una necesidad de partidos políticos independientes. Una fuerte crisis, tanto económica como política, que ha hecho saltar por los aires la confianza del ciudadano en el estamento político, nos lleva a dar inicio al cambio en nuestras bases democráticas. Ese alcalde cacique que lleva años regando la administración de redes clientelares , aplicando una política del engaño, nos hace apostar por superar los vicios de los grandes partidos políticos.

Debemos ser más contundentes y no convertirnos en cómplices de sus engaños. James Madison, Presidente de los Estados Unidos, escribió: “si los hombres fueran ángeles, no serían necesarios los controles externos ni los internos”.

Ante esta nueva apuesta, que es el partido independiente y municipalista, se tienen que superar los vicios de los grandes partidos. En un proyecto serio debemos tener claro que nuestro objetivo no es engordar el ayuntamiento metiendo más concejales y amiguetes. El objetivo es crecer en servicios y calidad de vida para nuestros ciudadanos, con proyectos creíbles y reales. Hacer municipalismo significa crear ciudades sostenibles y que vayan más allá de los intereses de los partidos políticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.