San Lázaro, patrón de Ourense

24 temporadas hacía que dos equipos adscritos a la delegación de Ourense no pasaban una misma eliminatoria en competición estatal. Desde la segunda eliminatoria de la edición copera de la temporada 1992/93 no sucedía esto.

Entonces, el Carballiño (nombre usado por el Arenteiro entre 1990 y el 2005), que venía de eliminar al Lalín, hizo lo propio con el Endesa-As Pontes por un global de 9-3. Además, el C.D. Orense, que había apartado de la competición al Cambados, hizo lo propio con el Burela con el cómputo conjunto de 7-1. Desde el 24/09/1992 hasta el 01/05/2022 pasó demasiado tiempo. Un tiempo que pudo acortarse en la fase de ascenso a Segunda B de la temporada de la pandemia, la 2019/20. Pero en Balaídos, el C.D. Barco, primero, que cayó en la primera eliminatoria contra el Compostela, y el Ourense C.F., después, que no ascendió al caer en la eliminatoria decisiva contra los de Santiago, no lo consiguieron.

CD Barco

El pasado domingo, esos mismos equipos, Ourense C.F. y C.D. Barco, rompieron el maleficio de casi un cuarto de siglo, y derrotaron al Fabril y al Somozas, respectivamente, en el campo del verdugo de ambos hace dos campañas. Casi un cuarto de siglo hubo de transcurrir, y bajo el patronazgo de San Lázaro, Ourense C.F. y C.D. Barco llevaron la alegría a la provincia más huérfana de fútbol de élite en Galicia. Uno de ellos tendrá la opción de alcanzar la Segunda RFEF eliminando al otro y pasando la Tercera ronda contra una escuadra de allende las Médulas. Si lo hace, seguirá la senda del Polvorín en un buen año futbolístico para la Galicia interior.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.