Acampa denuncia la violación de los derechos humanos en la masacre de la valla de Melilla

Exige una investigación que permita juzgar a los responsables policiales y gubernamentales de España y Marruecos

Una de las mayores violaciones de los Derechos Humanos producidas por la política migratoria europea en la Historia. Así comienza el Manifiesto de la Red Acampa por la Paz y el Derecho a Refugio en la que condena lo acontecido el pasado sábado en la valla de Melilla, cuando más de tres decenas de personas jóvenes fueron asesinadas como respuesta a su intento desesperado de atravesar la frontera en medio del acoso violento de la policía marroquí. La Red exige una investigación en profundidad y que los responsables, tanto policiales como políticos de ambos lados de la frontera sean juzgados. También urge el establecimiento de vías seguras para la migración insistiendo en que la mayor parte de las personas que trataron de cruzar la frontera provienen de países que arrastran años de guerras como son Sudán, Sudán del Sur o el Chad y que, por tanto, tienen reconocido su Derecho de Asilo. Pero para ello tienen que cruzar la frontera.

Más de 2.000 personas se acercaron a la frontera, de las cuales solo 500 llegaron a la valla y 133 a la ciudad. La respuesta policial coordinada entre Marruecos y España, según declaraciones del propio presidente español, produjo más de tres decenas de personas muertas y un número indeterminado de heridos. Esa es la fotografía de la desproporción. Lo que a Pedro Sánchez le parece «bien resuelto», lo que califica como un «trabajo extraordinario del gobierno marroquí» para nosotros es una masacre injustificable que debe ser investigada hasta sus últimas consecuencias. Y sus responsables deben terminar ante los tribunales, indica Red Acampa.

Red Acampa lleva desde 2016 exigiendo vías de acceso seguras. La no habilitación de algo tan sencillo pone de relieve la falta de voluntad política para proteger el Derecho de Asilo. Sin Vías Seguras, las personas que tienen derecho a solicitar asilo no llegan nunca a pisar el suelo donde poder obtenerlo.

«El aplauso a los autores de la masacre, propio del lenguaje de odio de la extrema derecha, confirma su alineación con la política migratoria de la Unión Europea: hacer morir a las personas migrantes en el camino hacia Europa. Lo contrario a proteger los Derechos Humanos», denuncia Acampa por la Paz. Por eso insisten: los responsables de esta política migratoria deberían terminar también ante los tribunales.

Una monstruosidad y muchas ilegalidades 

Queda documentado que se efectuaron devoluciones en caliente, que la policía marroquí intervino ilegalmente en territorio español, que se denegó la atención médica a decenas de personas heridas, muchas de las cuales están siendo trasladadas al interior de Marruecos. Más ilegalidades que se suman a la monstruosidad.

Mientras tanto, tenemos que lamentar la muerte de decenas de personas que huían de la guerra, que buscaban proteger a sus familias y que están siendo enterradas con urgencia y en el anonimato, negando así a los asesinados y a sus familias los más mínimos DD.HH. Desde Red Acampa por la Paz y el Derecho a Refugio queremos hacer llegar nuestras condolencias a sus familiares y nuestra repulsa al gobierno español así como la exigencia de responsabilidades a la monarquía de Marruecos.

El manifiesto fue secundado por muchas de las organizaciones que integran la Red, entre ellas Amnistía Internacional, Oxfam Intermón, AIRE, CCOO, Asociación Fuco Buxán, Podemos, BNG, Solidaridade Galega,CGT, Marea Atlántica, Families4Peace, Mundo sen Guerras,el CEESG, el SLG, Vanguardia Obrera, Asociación Campo da Pena… y por muchas personas asociadas al Movimiento Acampa a título particular.

Foto portada: Sergi Cámara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.