DESDE LOS CANTONES. La templanza climática coruñesa evoca la euforia rural y el reencuentro con la gente del mar. Por Celso Ferreiro Cobas

 

La Autoridad Portuaria ha puesto a disposición de los ciudadanos una gran piscina en la bahía.

—-
Oficialmente, el PP no ha designado su candidato a la Alcaldía de La Coruña.

—-
La primavera se va y el verano se anticipa desplegando en nuestro litoral playero combinando fiestas y “enchentas”, en tonos relevantes. Si miramos el mapa meteorológico confirmamos que nuestro clima, en días de canícula, se acredita por un tiempo privilegiado, sin agobios, que nos permite el descanso y el sueño reparador, el equilibro de la variedad y la templanza climática, son elementos primordiales del carácter herculino, envuelto, a veces, en una peculiar humedad, cuyo olor evoca la euforia de la naturaleza rural y el reencuentro con nuestra gente del mar. Galicia, a reponerse de la épica pandemiológica, sin olvidar el valor de la solidaridad. No conviene dejar a un lado la juventud, ávida de encontrar trabajo. En Galicia, se ha producido un relevo histórico en la cabecera de la Xunta, cuya administración lucha con su abultada nómina. En nuestras gentes está su mayor riqueza, pero necesita renovar la dirigencia con personal, con brillo e inteligencia, como dejó escrito Otero Pedrayo “Galicia no se esconde a quien la busca con amor”.
La remoción política oficiada por la Xunta, tras la marcha de Feijoo, ha sido leve. Alfonso Rueda ocupó la presidencia y, ordenadamente, no produjo cambios sustanciales en el gabinete. Galicia, si repasamos su diseño político, necesita renovar líderes en el mapa provincial y local, principalmente en la cabecera de sus municipios, cuyos titulares llevan añares anquilosados. El PSdeG cabalga a lomos del BNG, pero su líder, no ha producido ninguna iniciativa relevante. En La Coruña su alter ego Valentín González Formoso, sucesor de Caballero,  parece inclinado a la política nacional. Ana Pontón (BNG) mantiene su rigidez estableciendo criterios como dogmas, desconociendo que la democracia exige límites para la convivencia y rechaza el absorbente de confundir a sus dirigentes con el país. Más cerca de La Coruña, la alcaldesa sigue con sus “ocurrencias”. Se deja fotografiar en patinete, mientras los barrios se descalabran, citemos al Castrillón, y no deje de ser renuente en las reclamaciones públicas de la Autoridad Portuaria que ha logrado salvar las instalaciones del complejo de La Solana y poner a disposición de los coruñeses una “piscina natural” para disfrutar del Atlántico a domicilio. El Partido Popular, todavía no ha designado oficialmente su candidato a la Alcaldía de La Coruña.
LA COARTADA CULTURAL Y EL CANTÓN GRANDE
El Cantón Grande cada vez que se realizan “mejoras”, sucede todo lo contrario. Las “ocurrencias”, no son novedades. Hace bastantes años, un Alcalde quería eliminar las vías del tranvía y poner en su lugar una ringla de edificios, que, como veremos, no prosperó. El alcalde Molina inyectó en el Obelisco medidas de crecimiento: ahora lo realizado está a la vista. Los taxis han quedado alineados a contrapelo, al otro lado de la calzada, tal vez para servir los noctívagos que acuden a la sala de fiestas de “las gaviotas” y, alejadas de la acera vecinal, que parece un páramo cuando finaliza la actividad laboral. Las terrazas han perturbado al viandante que, en la Rúa Nueva, obligan al peatón circular por un suelo rugoso “especial” para las féminas de tacones altos o de plataformas. ¿Probará la alcaldesa a utilizar el patinete? Estas “facilidades” para la vida de relación, revelan la coartada cultural, cuando nos anuncian que el Estadio Municipal de Riazor podrá acoger los grandes conciertos veraniegos, mientras desconocemos la actividad de nuestras agrupaciones corales “El Eco”, Medalla Castelao 2022, “Follas Novas”, “Cantigas da Terra”, etc., amén de la Orquesta Sinfónica de Galicia, que aquella olvidable “culturista” del Bloque, consideraba elitista. Desconoce, la interfecta, que la música, en nuestra ciudad, es un estado de ánimo. Después de la experiencia ruidosa del OrzánRiazor, nos queda María Pita, cuyos soportales son años despiertos de las noches coruñesas. Desapareció el Salón de Otoño de pintura, por el desidio del Ayuntamiento y la Diputación, que los subvencionaba con insignificancia. En Lugo, por ejemplo, tienen más sustancia con la Cultura. Ahí están sus festivales conmemorativos de sus antiguas tradiciones Lucus Augusta. Arde Lucus,  la Retranca, paradigmas del clasicismo, que hacen surgir la figura de Álvaro Cunqueiro, ejemplo del disfrute de la vida, exquisito en el comer y en saber explicarlo. Cunqueiro, aspiraba a una Galicia universal, hispánica, europea, cósmica, tanto que al decir de Fraga esparcía manzanas por su habitación para sentir el “olor da terriña”. Lugo es una ciudad donde todos tienen sitio, cuyo silencio nocturno solo lo interrumpe el rumor de las conversaciones y el ánimo de estar en compañía. Ya se sabe que “los de Lugo cando non chegan mandan recado”.
GALICIA Y LOS GRANDES LITERATOS ARGENTINOS
El próximo año electoral en España, nuestros políticos desembarcarán en las orillas del Río de la Plata, en busca del bolsón de votos de nuestros paisanos de ultramar. Casi nunca los “viajeros” han reivindicado las grandes figuras de nuestro exilio o de los asentados, por otros motivos, en aquellas tierras, además de Castelao, Blanco Amor, Pita Romero, Luis Seoane, Suárez Faraldo y Alcalá  Zamora, Jiménez de Asúa y Sánchez Albornoz, este último, autor de la “Historia Medieval de Galicia”, financiada por la Fundación “Barrié de la Maza”. En Argentina se editó “Miradas Alleas” que recoge las vinculaciones con Galicia de Sábato, Cortázar, Borges y otros, pero registramos la ausencia de Roberto Arlt, que recorrió palmo a palmo España. Su obra “Los siete locos” había conmocionado a la crítica inglesa, “The Times” se preguntaba ¿Cómo es posible que alguien escribiera así, antes que Albert Camus? Del paso de Roberto Arlt por Galicia dejó escrito “Los argentinos no valoramos el gallego por una subconsciente razón de envidia». Cortázar calificó los “aguafuertes”  de Arlt como los de Goya “»cayengue” y Onetti como uno de los grandes novelistas del Río de la Plata. Borges en su homenaje a nuestra patria escribió: «España, de la piedra piadosa, la de hombría de bien y de la caudalosa amistad”.
ANÉCDOTA
En la primera presidencia española del Consejo de Seguridad de la ONU, se hizo una cerrada defensa, para que el español fuese una de las lenguas oficiales de dicho organismo. Casi al mismo tiempo, la comunidad científica, estableció el inglés como la lengua vehicular, en el campo de las Ciencias. Sobre la tendencia en el campo de la informática, el académico y eminente lingüista español Gregorio Salvador, dice que “para dictar a los ordenadores, el idioma español es el más apto por su fonología clara y precisa, porque cada letra y cada combinación corresponde a un sonido”. En Galicia, por iniciativa de Núñez Feijoo se consignó que, desde la infancia, se estudiase el castellano, el gallego y el inglés. Los detractores del plurilingüismo no han dejado desde entonces de hacernos creer que impartir tales conocimientos era un arma de los enemigos del vernáculo. Cada vez, se hace más necesario establecer el nuevo mapa autonómico en los idiomas gallego y español, tarea que corresponde a la Real Academia Gallega y a los historiadores. Hay algunos ejemplos de difícil conversión: MeañoVillameáMesíaCacheirasBoimorto, Melón, Avión, BarbadásRiotortoCarnotaCoirósGuísamoCarcacíaMatela, HervesParderrubiasLousame, Cariño, Chantada, Carantoña, Larouco, etc.

Foto RTVE

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.