El paseo y la tierra: Alba Merino, la memoria de una capitana

El Deportivo femenino ha conseguido la salvación, Llorente ha sido finiquitado y Adule se encuentra lejos. Por fin, el Deportivo femenino se ha remansado. A lo mejor, dado que ya no están los protagonistas de cuerpo presente, se suspende la investigación interna del club para saber si fue cometido algún delito de odio. ¿Para qué seguir complicándose? Rompemos el vínculo con la polémica y “motivamos” a Adule para que no traslade su queja a otro lugar.

El liquidador que liquida

Aún saliendo todo bien, en apariencia, quedan por limar ciertas asperezas. Por eso se vuelve necesario el trabajo del liquidador. En el último artículo, tras el adiós a Llorente, se me ocurrió anticipar quiénes serían las siguientes, De citarlas, y como el fútbol es visceral y caprichoso, era capaz de salvar a alguna. Al final, cuando sacudí el texto, cayó esa parte que lo volvía demasiado disperso. A veces es complicado hacerlo porque uno quiere contar, pero no debe; en otras, la cosa se vuelve tan compleja como el saber decir no cuando te ponen delante algo que te llena los ojos.

Las que esperan el paseo

Hoy, la realidad, y aunque me vuelva ventajista, me induce a recoger aquellas letras del suelo, y recomponerlas, porque solo voy a hablar de eso. Iba a decir, salvando el orden, que la fila que seguiría a Llorente va a ser la formada por todas aquellas que se “portaron mal” durante el ejercicio: las insurrectas del motín de Abegondo.

Adule

Adule no será renovada. Sus números avalarán la decisión de la cúpula. También la avalaban en enero, cuando su relación con Llorente ya era un suplicio y ella propuso al técnico cambiar de aires. No sé por qué no le abrieron la puerta cuando era lo fácil. Tres equipos de primera portuguesa, uno de ellos aspirante al título, querían tenerla con ellos. Solo precisaron conocer los datos de su espectacularmente bajo índice de grasa corporal, su gran condición atlética y la confianza que tiene en ella el seleccionador absoluto de Nigeria. Tampoco le hizo bien un twit recordando a Anita González. La incorporó al éxito de la primera victoria tras la marcha de la redondelana.

Anita González

Anita González tampoco será renovada. La justificación que darán también es evidente: su comportamiento ha condicionado negativamente la evolución del equipo y la no consecución del objetivo. Es lo más fácil. ¿Quién les va a decir que no tienen razón? Se posicionaron al lado de Llorente tras el juicio interno de la comisión ética. En las historias de maniqueos solo hay culpables e inocentes. Si Llorente fue rehabilitado, la otra parte quedó señalada.

Alba Merino

La última que cito es a la que pensé podría haber salvado si las letras no hubiesen caído. Creí que podría hacerlo con haberla citado a tiempo. Llegué tarde. Es a la primera a la que le han dado el paseo después de Llorente. La que hace medio año era imprescindible para Villasuso, acaba de dejar de serlo. No sé si Llorente lo olió, pero el simbólico último minuto ante el R.U. Tenerife, en Riazor, delante de los 4.000, fue otra trampa para la jugadora que, pese a no estar recuperada al cien por cien, salió a cumplir sabiendo que, sesenta segundos más tarde, no había nada que celebrar. Llovía, en la tele estaban Nadal y Djoković, el estadio se vació y ella se desprendió del brazalete. Dos días después de a Llorente, Villasuso la llevó a dar el siniestro paseo para sacudirle el alma del cuerpo. Alba Merino, la extremeña con carácter, la mujer de las faltas inmaculadas, la de los goles de rabia, entrando con la pelota en la portería, la de las reuniones con Couceiro, Villasuso y Candal, entraba en la historia de un equipo que siempre ha maltratado a las capitanas. En la época de Manu Sánchez fueron Estefanía Pabst y Míriam Ríos. Ahora, en la de Villasuso, lo ha sido Alba Merino. Del paseo a la tierra. De la tierra a la memoria. ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.