La importancia de la eficiencia energética a nivel empresarial

Hace más de una década, la conciencia de los clientes y consumidores sobre el impacto ambiental negativo de muchas de nuestras acciones era menos importante. Hoy esto ha cambiado y el enfoque en el futuro del planeta ha aumentado considerablemente, las personas necesitan más procesos y estrategias ecológicas en la creación de productos y servicios.

Esto está relacionado con un concepto más amplio de responsabilidad social. Uno de los focos de la responsabilidad social es la sostenibilidad, donde la eficiencia energética corresponde a uno de los aspectos más relevantes, ya que tiene un gran impacto en la sociedad y el mundo empresarial.

La eficiencia energética

El término eficiencia energética se refiere al uso de una cantidad adecuada de energía para operar sin sacrificar la producción del producto o el servicio, la calidad o el confort proporcionado al usuario final, optimizando así la relación entre el consumo de energía y el producto o servicio final producido.

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), la eficiencia energética ha sido y seguirá siendo el mayor contribuyente a la reducción de gases de efecto invernadero, y se espera que represente el 40 % de las reducciones de emisiones para 2040.

Asimismo, la AIE confirma que con la tecnología actual (accionamientos de velocidad variable, enfriadores, equipos de calefacción, controles de iluminación, sistemas de gestión de energía, luminarias LED, etc.) y políticas más estrictas, el mundo puede obtener los siguientes ahorros:

  • Más de dos millones de barriles de petróleo diarios.
  • Se hubieran ahorrado unos veinte mil millones de dólares, si el diez por ciento de las personas hubieran comprado neveras con una etiqueta energética
  • Un 16% menos de consumo energético si en la industria se aplicaran las tecnologías actuales de eficiencia energética.

Los beneficios de un mejor consumo de energía no se limitan al medio ambiente, ya que lograr un consumo equitativo de este recurso es una forma de ahorrar dinero a corto y largo plazo, especialmente dado el alto costo de las fuentes de energía convencionales.

Otra ventaja es que se puede obtener una mejor calidad del aire. Esto es especialmente importante en este momento, ya que existe evidencia de una correlación entre la contaminación y la tasa de mortalidad por el virus conocido como Covid-19.

Eficiencia energética en el ámbito empresarial

Aquí hay algunas medidas o prácticas que ayudan a una empresa a ser energéticamente más eficiente:

Monitorización de la energía y automatización

Implementar un sistema de monitoreo de energía que permita obtener información de diferentes parámetros e indicadores y entender la falla de este recurso en tiempo real.

Monitoreando el sistema, es posible establecer objetivos y ver exactamente dónde se están produciendo estas fugas de energía, lo que finalmente se refleja en la factura del servicio de consumo de energía.

Control de iluminación

Los sistemas de control de iluminación son una importante solución de ahorro de energía y una de las más fáciles de implementar. Uno de los sistemas de iluminación más comunes es el sensor de presencia, que se activa cuando una persona entra u ocupa un espacio, encendiendo y apagando los generadores de luz automáticamente. Además, es razonable y factible cambiar la fuente de luz para realizar lámparas de tipo LED.

Existen otros sistemas que se pueden optimizar en este sentido, como los reguladores de iluminación en función de la cantidad de luz natural que ingresa a un espacio en particular, pero su implementación estará sujeta al presupuesto o proyecto que se considere al implementar estas modificaciones.

Mejorar los sistemas de climatización

Cuando hablas de un sistema de aire acondicionado, te estás refiriendo a un aparato o aparato de aire acondicionado que ayuda a mantener una temperatura constante en ciertas áreas. Si están defectuosos o se instalan donde no deberían, el consumo de energía aumentará. Por lo tanto, se debe desarrollar y aplicar estrictamente un plan de mantenimiento adecuado para lograr los objetivos propuestos, y se debe realizar un estudio de las condiciones del espacio para determinar la mejor ubicación para la instalación del sistema de aire acondicionado.

Instalaciones eléctricas

Para saber si una instalación eléctrica está funcionando de forma eficiente, lo mejor es utilizar un variador de velocidad de alta eficiencia energética. También se recomienda colocar paneles solares térmicos y/o actualizar ascensores, apostando por los ascensores más eficientes.

Racionalizar el uso de los equipos de trabajo

Esta medida no requiere una gran inversión económica, pero es relevante la dedicación y el tiempo dedicado a difundir y defender estos aspectos, ya que se trata de empezar a crear una cultura en torno a la eficiencia energética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.