¿Desaparecerá también COVID-19 por COVID-22? Por Jesús Antonio Rodríguez Morilla

  • Doctor en Derecho por la U.C.M. (Cum Laude)
  • Licenciado en Derecho.
  • Certificado-Diploma de Estudios Avanzados. (Fundamentos de Derecho de la U.E. y problemas actuales en el ámbito del Derecho Público).
  • Licenciado en Ciencias Políticas.
  • Caballero de Mérito por Real Orden Noruega

En nuestra habitual cita con Uds. sobre el presente Tema, recordarán que en la Columna anterior señalábamos: NO SE CONSIGUE FRENAR AL COVID-19.

No soy médico, pero procuro ser un estudioso de los datos y dar un sentido tanto a indicadores disponibles como a las evoluciones de las distintas situaciones que acontecen, y cada vez se ancla más en mis ideas que nos encontramos ante un “Caballo de Troya”, pensamiento, como otro cualquiera.

Nos encontramos nuevamente ante la vista de algunos nuevos datos aportados por las autoridades sanitarias a lo largo de la tarde, ante una aparente sensación de poder volver a situarnos ante una nueva llamada “cuerda floja”.

Se ha producido una suma general de contagios de 71.818 casos. siendo en mayores de 60 años, 40.083, ambas cifras inferiores a las últimas declaradas.

Sin embargo, con referencia a la incidencia acumulada de contagios, x cada 100.000 habitantes, hemos ido ascendiendo en las últimas semanas de 653.25; 751.77 y finalmente, según la ministra a 1.153.25, cifra que nos pone cerca del tope de los 1.500 contagios x cada 100.000 h.

En cuanto a fallecidos, 188 con relación a los 195 de fecha 21/6.

Pacientes ingresados en Planta y UCI’s (ocupación hospitalaria), aumentan considerablemente en relación con datos anteriores: 11.586 y 502, respectivamente.

¿A qué nos puede llevar lo anterior?:

Hemos roto la hucha o alcancía donde guardábamos precauciones y cuidados hacia nosotros mismos, no utilizando la adecuada paciencia en estos casos extremos, junto a un exceso de auto permisividad.

Mientras tanto, la primitiva vacuna se ha vuelto casi inocua, sobre todo para los mayores y posiblemente debilitada para otro gran número de pacientes.

E.E.U.U. se prepara cara al próximo otoño, (tiempo mínimo necesario) o posiblemente antes, según las circunstancias, elaborando la próxima vacuna basándose su composición tanto en el virus inicial que originó la Pandemia, como en las sub variantes: BA.4 y BA.5 causantes mayormente del 50% de los contagios actuales en dicho País.

Por ello, y como manifestaba un personaje del siglo pasado: RESULTA URGENTE ESPERAR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.