Emprendimiento por Rafael Ruiz Vasquez

Emprendimiento ¿Qué significa? por el empresario Rafael Ignacio Ruiz Vasquez

Una de las palabras que más escuchamos en nuestros días y, al mismo tiempo, un objetivo que se termina por convertir en un estilo de vida. Hablamos del emprendimiento y en este post vamos a conversar sobre su significado, implicaciones y, por su puesto, cómo puedes convertirte en uno.

El emprendimiento está a la orden del día. Cada semana sabemos de conocidos, amigos, vecinos, que han tomado la decisión de iniciar su propio negocio, de desmarcarse del resto para iniciar un camino igual de emocionante que de complejo, donde no solo hace falta ser valiente para dar el primer paso sino constante para no desfallecer.

¿Qué es el emprendimiento?

Emprender en el más básico de sus significados hace referencia “empezar algo«. Desde empezar a leer un libro, comenzar a subir una montaña o inscribirte en un nuevo curso, emprender es esa palabra que utilizamos para afirmar que hemos dado inicio a algo, que estamos en movimiento hacia una meta y, que en contrapartida, estamos renunciando a algo en el proceso, como en los ejemplos anteriores, el renunciar a estar quietos.

Pero hoy la palabra emprendimiento no se encasilla solo en tareas cotidianas que iniciamos por primera vez, sino que se extiende al mundo de los negocios permitiendo la aparición de la figura del “emprendedor», aquel que ha empezado su camino para convertirse en alguien financieramente independiente, montando su propio negocio.

Es por ello que el Emprendimiento lo podemos definir como la acción de iniciar tu propio negocio, siempre que hablemos estrictamente de alguien que ha decidido no seguir el camino tradicional de solo trabajar para recibir un salario, sino que ha decidido auto emplearse.

Tips para una persona que está empezando a emprender

Aunque hoy pareciera haberse convertido en una “moda» el emprender, lo cierto es que tomar la decisión de ser emprendedor no debe hacerse a la ligera, por ello, aquí Rafael Ruiz Vasquez te presenta algunos Tips para comenzar:

NO renuncies a todo lo demás por Rafael Ruiz Vasquez

Por más que escuches historias de personas que renunciaron a su trabajo, invirtieron todos sus ahorros y fueron detrás de ese negocio maravilloso que les permitiría ser independientes, te recomendamos que seas muy cauteloso con el manejo de tu economía ahora que has empezado este camino como emprendedor.

Si tu trabajo actual te lo permite lo mejor es que no renuncies a el, al contrario, busca la forma de compaginar ambas actividades, pues el ingreso seguro que significa tener una trabajo estable puede darte cierto margen de maniobra y de seguridad para cubrir tus costos mínimos de vivienda y alimentación.

Evita apostar por negocios fáciles

Muchos de los que se hacen llamar emprendedores hoy, inician sus caminos emocionados por haber descubierto nuevas oportunidades de negocio donde las promesas de dinero rápido y con poco esfuerzo llaman mucho la atención.

Aunque no es una ley natural ni escrita en ningún lugar, casi siempre esos negocios que prometen grandes ganancias sin riesgo, sin esfuerzo y en poco tiempo, terminan por ser estafas o no prosperar. Así que evítalos.

Confía en tu intuición pero también investiga

Los emprendedores exitosos han sido personas con una gran intuición para los negocios, que han tomado las decisiones correctas para lograr que sus ideas prosperen, sin embargo, no puedes dejar que sea solo la intuición lo que guíe tus decisiones como emprendedor.

Sea cual sea el sector donde quieras emprender, lo mejor es investigar y conocer a fondo todo lo necesario. Desde lo básico como puede ser tu competencia, márgenes de ganancia y demanda, hasta información más especializada en la medida que comienzas a adquirir mayor conocimiento sobre el área.

La responsabilidad que significa emprender

Como ya se ha mencionado previamente, tomar la decisión de emprender no es algo que deba hacerse a la ligera, pues más allá de las promesas de éxito, libertad financiera y estabilidad, está la responsabilidad que significa hacerte cargo de tu propio negocio.

Atrás quedarán los días donde tu jornada laboral estará limitada por un horario fijo, pues la cantidad de tiempo que trabajarás al día dependerá de muchos factores, pero es casi seguro que al inicio debas dedicarte tiempo completo a tu emprendimiento, por lo menos hasta que puedas empezar a contratar personas que te ayuden con determinadas tareas.

Y por tareas nos referimos a cualquier tarea relacionada con el negocio, desde limpiar el local hasta conseguir los permisos necesarios según ley. Todas estas actividades que como empleados de una empresa no suelen preocuparnos (a menos que tu trabajo sea limpieza o justamente hacer trámites administrativos) recaerán en ti hasta que comiences a armar tu equipo.

Un equipo que también dependerá de ti. Recuerda que cómo emprendedor ya no solo eres responsable de ti individualmente sino del negocio en general y eso incluye a las personas que trabajen en el.

El emprendimiento en Venezuela

El fenómeno del emprendimiento está ocurriendo a nivel mundial. Casi ningún país de occidente hoy escapa a esta realidad: cada vez más y más personas inician sus caminos como emprendedores, muchas de ellas movidas más por la necesidad que por aspirar a grandes riquezas.

Este es el caso de Venezuela, un país que en los últimos años ha atravesado por una complicada situación económica que ha ocasionado la pérdida del poder adquisitivo del salario en gran parte de la población. Situación que hace que un trabajo tradicional no sea suficiente para poder hacer frente a todos los gastos mensuales que supone una familia (por ejemplo).

Es aquí donde el emprendimiento se presenta como una oportunidad de generar ingresos adicionales que permitan complementar los que se puedan tener con un trabajo tradicional, teniendo en cuenta que, específicamente en el caso de Venezuela, gran parte de estos emprendimientos terminan sumándose a la economía informal, escapando de las severas regulaciones económicas del país.

Aunque emprender no siempre significa tener un segundo ingreso, pues para una gran parte de los emprendedores, su negocio es su única forma de ganar dinero. Esto ha permitido que en Venezuela prolifere el movimiento emprendedor envuelto en una atmosfera de esperanza, de salir adelante y de construir un país con el que muchos sueñan.

¿Cómo saber si estoy preparado para ser emprendedor?

Si el título de este artículo te ha llamado la atención, lo más probable es que por tu mente esté pasando la idea de ser emprendedor, pero si has llegado hasta este punto y conoces tanto los beneficios como la responsabilidad que implica ser emprendedor, es normal preguntarse si estás preparado para dar el paso.

Aunque es muy difícil establecer una respuesta positiva o negativa pues cada realidad es distinta, podemos decirte que, siempre que sea un riesgo controlado, es mejor intentarlo que quedarte con la duda de “qué pasaría si».

Solo ten en cuenta todo lo que te hemos advertido anteriormente y no tomes ninguna decisión que pueda poner en riesgo a ti o tu familia sin necesidad. Recuerda que el camino del emprendedor es un camino arduo, difícil en algunos tramos y por momentos confuso, pero al final de el, si todo sale bien, te espera un negocio con el que podrás empezar a construir tu futuro.

El escritor es un empresario venezolano con más de 30 años de experiencia en el sector agroindustrial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.