La SEE pide prudencia ante el aumento de casos de COVID-19: “Estas vacaciones de verano debemos ser responsables”

Con todos los indicadores al alza, los expertos hacen un llamamiento a la responsabilidad de todos los ciudadanos y a las autoridades sanitarias para proteger especialmente a los más vulnerables

El tercer verano de la pandemia sigue su curso con todos los indicadores al alza. Tanto el número de casos como el de hospitalizaciones e ingresos en UCI, así como la incidencia en mayores de 60, siguen creciendo. También destaca que el número de fallecimientos atribuidos a la COVID-19 se mantiene todavía en alrededor de 40 muertes diarias. Ante esta situación, la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) hace de nuevo un llamamiento a la prudencia para recordar que la pandemia todavía no ha terminado y que la responsabilidad individual es la herramienta fundamental para evitar contagios y que disfrutemos de un verano tranquilo. Un llamamiento que extienden también a las autoridades sanitarias, recordando su papel en la protección de la población y, especialmente, de los más vulnerables.

Los expertos recuerdan que es importante no bajar la guardia y continuar respetando las medidas de prevención no farmacológicas. En este sentido, la SEE recomienda a los ciudadanos que disfruten del aire libre y de los grandes espacios, pero que vuelvan a hacer uso de la mascarilla en espacios interiores concurridos, especialmente, en el caso de las personas vulnerables. Y es que, recuerdan, la población general juega un papel clave en la protección de las personas de riesgo, por lo que instan a que se utilice la mascarilla cuando se produzcan encuentros con individuos que por sus condiciones puedan ser considerados vulnerables.

En cuanto a los trabajadores que presentan algún síntoma de infección respiratoria aguda (aun cuando no sea un caso confirmado de COVID-19), la SEE es partidaria de que se les conceda el teletrabajo y, si no es posible, la baja laboral. En caso de que se trate de un caso probable o confirmado de COVID-19, los epidemiólogos/as continúan recomendando el aislamiento y extremar las medidas de precaución con las personas convivientes, como no compartir espacios y utilizar mascarilla siempre que se coincida con otras personas. Además, deben avisar a sus contactos estrechos para que extremen las precauciones y estén atentos al desarrollo de posibles síntomas.

Por último, animan a quienes todavía no se han vacunado por primera vez a hacerlo y a recibir la tercera dosis a aquellos que solo hayan recibido dos. Según el último informe publicado por Sanidad, poco más del 50% de la población tiene la dosis de refuerzo, pese a que la vacuna ha demostrado ser el instrumento más eficaz para evitar los casos más graves de COVID-19, incluyendo hospitalizaciones, ingresos en UCI y fallecimientos.

Mediante la prevención, las vacunas y el uso de mascarilla cuando exista riesgo de contagio, la COVID-19 no tiene por qué estropear este verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.