Madrid endurecerá las multas por ensuciar con restos de botellón y grafitis

La nueva Ordenanza de Limpieza regula por primera vez el abandono de residuos por botellón con multas a partir de 2.000 euros. La realización de pintadas vandálicas también se sancionará con cuantías que partirán desde los 2.000 hasta los 3.000 euros

El Ayuntamiento de Madrid ha finalizado la redacción de la nueva Ordenanza de Limpieza y Gestión de Residuos de la ciudad y trae consigo tres importantes cambios en materia correctiva. Por un lado, incluye por primera vez la regulación específica para la lucha contra el abandono de residuos por botellón para acabar con esta práctica en la ciudad. Para ello, el régimen sancionador eleva la tipificación de estas infracciones de leves a graves, incrementando el importe de las multas de los 600 euros actuales a los 2.000 euros.

Hasta ahora se equiparaba tirar un residuo menor a la vía pública con dejar grandes residuos como los que generan estos eventos. Por ejemplo, la conducta sancionadora de tirar un papel a la vía pública era la misma que dejar en el suelo varias botellas o vasos.

Continuando con la política de tolerancia cero que ha emprendido el actual equipo de Gobierno con los grafitis, a pesar de que las multas por realizar pintadas vandálicas se elevaron en 2020, con la nueva normativa, las sanciones por “grafitear” cualquier superficie de la capital partirán de un importe mínimo de 2.000 euros hasta llegar a los 3.000 euros. Ahora, la sanción leve por realizar pintadas en mobiliario urbano/muretes/pilares/puertas es de 600 euros. Además, por primera vez, todo grafiti irá asociado, al margen de la propia sanción, de la exigencia de la reparación de los daños.

En caso de reincidencia, la normativa autonómica contempla cuantías de 600 a 6.000 euros para las pintadas vandálicas. El Ayuntamiento de Madrid castigará estas infracciones repetitivas con un importe de salida de los 4.000 hasta los 6.000 euros.

Otra de las afecciones negativas en las que se centrará la nueva ordenanza, será el depósito de grandes cajas de cartón a los pies de los contenedores, perjudicando la imagen de limpieza. Esta práctica pasará a sancionarse con 200 euros de media a 2.000 euros.

La Ordenanza se aprobará en las próximas semanas en Junta de Gobierno y se someterá a información pública durante 30 días para alegaciones. Se prevé que en octubre se apruebe definitivamente en el Pleno del Ayuntamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.