​Consumo invertirá 1,3 M€ en el Laboratorio Nacional de Biotoxinas Marinas de Vigo

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, visita las instalaciones para conocer el impacto del cambio climático en el cultivo del mejillón

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha anunciado este lunes que el Gobierno invertirá 1,3 millones de euros en el Laboratorio Nacional de Biotoxinas Marinas de Vigo, centro de referencia europeo en el análisis y control de estas sustancias tóxicas.

Según ha explicado Garzón tras visitar las instalaciones, el trabajo de análisis que realizan los investigadores del laboratorio en torno al cultivo del mejillón y otros moluscos es «crucial para evitar problemas de salud pública y ambiental».

Las intoxicaciones alimentarias por consumo de biotoxinas y aquellas otras sustancias tóxicas proliferan debido al calentamiento de los mares. Para prevenirlas, es fundamental el control y categorización de toxinas emergentes.

Es por esta razón por la que el Ministerio de Consumo ha firmado un convenio de colaboración con el CSIC, a través del Instituto Español de Oceanografía, para invertir 1,3 millones de euros en los dos próximos años en el laboratorio de Vigo. El acuerdo promoverá la investigación sobre las biotoxinas marinas, así como el intercambio de conocimientos con otros grupos científicos punteros en la materia.

«Esta colaboración es fundamental porque ayudará a estudiar cómo el cambio climático está amenazando a especies como el mejillón. Además, garantizará que el consumo de este alimento es seguro y de calidad en España y en el resto de la Unión Europea», ha subrayado el ministro.

Garzón ha reconocido el «innegable poder de la acuicultura» en Galicia y ha recordado que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) considera las Rías Gallegas como «uno de los más importantes depósitos de fitoplancton del planeta».

Gracias a la actividad acuícola gallega, España es la primera potencia mundial en el cultivo y comercialización del mejillón, alimento que se cultiva en las más de 3.300 bateas que existen en la costa gallega, la mayoría de ellas, en la ría de Arousa. En 2021, en sus costas se produjeron más de 250 millones de kilos de mejillón por un valor aproximado de 139 millones de euros.

El ministro ha valorado el trabajo de los más de 5.600 hombres y mujeres que forman parte del sector acuícola y que han mantenido su actividad «de forma sostenible».

Sobre el cultivo del mejillón, Garzón ha destacado que produce «un alimento saludable con gran cantidad de micronutrientes y con denominación de origen» al tiempo que fomenta «la economía social y fija la población al territorio». En concreto, el sector del mejillón crea en torno a 20.000 empleos entre puestos directos e indirectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.