Pontevedra. AFUMPO, CCOO, CIG, CSIF, SPPME Y UGT denuncian el abandono de la seguridad pública local.

Los sindicatos exigen una solución definitiva y urgente tras años de conflicto laboral en la Policía Local y en Bomberos. Es imprescindible para garantizar la seguridad de la ciudadanía, que este Gobierno se siente el tiempo que haga falta para establecer acuerdos con ambos colectivos.

La representación legal de los trabajadores vuelve a poner de manifiesto sus quejas por el “abandono” que sufre la Policía Local denunciando que la falta de personal y la inexistente organización en la Policía Local se está empezando a notar en nuestras calles y sobre todo en las zonas rurales donde ver una patrulla policial es un “espejismo”. Por ejemplo en marzo, se han cedido las competencias de vigilancia, disciplina, regulación, gestión y control del tráfico e investigación de accidentes de circulación que venía asumiendo la Policía local de Pontevedra en la Parroquia de Pontesampaio, a la Guardia Civil de Trafico.

Hace años que se viene demandado el aumento de efectivos en el cuerpo de bomberos para poder atender las necesidades de la ciudadanía, de forma eficaz y eficiente, todo ello sin renunciar a la seguridad y protección del personal. El propio estudio de prevención de riesgos psicosociales elaborado por requerimiento de la Inspección de trabajo entre el personal de Bomberos, recoge como medida correctora aumentar el número de efectivos y la participación del personal en la toma de decisiones sobre sus condiciones de trabajo. La respuesta de este Gobierno ha sido bajar el numero de dotación mínima de seis bomberos a cinco para intentar cuadrar los números.

 Cuadro de Mandos

En ambos cuerpos el cuadro de mandos es insuficientes, y prueba de ello es que ambas jefaturas están cubiertas de manera provisional por puestos de inferior categoría. En bomberos realiza las funciones de Jefe un sargento de grupo C1 cuando el Jefe titular vacante desde hace años es un grupo A1 (Arquitecto o ingeniero). Los jefes de turno son cabos (6 en total con una vacante), que se demuestran insuficiente y se ve en la obligación los bomberos de hacer en numerosas ocasiones de jefes de turno, asumiendo una responsabilidad no retribuida y para la que no han recibido la correspondiente formación y preparación. La dotación de bomberos activos es de unos 30, insuficientes a juzgar por el numero de horas extraordinarias que se vienen realizando en los últimos años. La solución es contratar personal interino, sin la pasar procesos de selección y sin la preparación y material mínimo necesario.

Por otra parte la Policía local multiplica por dos los despropósitos. Para que Lores pudiera seguir “aplicando el mando y ordeno”, dejó vacante los dos puestos de mayor categoría profesional en la policía grupo A1 (licenciados) al nombrar a sus titulares directores generales. La jefatura esta provisionalmente cubierta por un Inspector principal grupo A2. El resto del cuadro de mandos es de una precariedad alarmante, los agentes tienen que hacer de oficiales de manera provisional porque los oficiales tienen que hacer de inspectores. De los 99 agentes existentes, entre vacantes y en “otros destinos” prestan servicio uniformados en la ciudad no más de 80, dos de ellos destinados de manera fija de lunes a viernes en el multamovil.

La policía local y Bomberos de Pontevedra es el “modelo de seguridad publica” que viene proponiendo el Alcalde Lores desde hace años. Precariedad y abusos laborales, interinidad y clientelismo para que los servicios de seguridad sean una extensión de las políticas marcadas desde Michelena 30.

La conflictividad que se venia produciendo en la Policía local no fue casual y era apoyada desde la Alcaldía, y prueba de ello es que “los responsables” de su gestión en la policía fueron nombrados en el 2020 directores generales de seguridad ciudadana, Daniel Macenlle y recursos humanos González Abal.

Dos años y medio después, no sólo el conflicto en la policía sigue vigente, sino que se traslado a otros servicios en especial al cuerpo de Bomberos que dirige, ahora como director general, el Sr. Macenlle. El logro de esta gobierno-policial, es la unidad sindical histórica en el Concello de seis organizaciones y que desde hace más de un año están rotas las relaciones de esta representación con la Concejala Fouces.

Las malas condiciones laborales y “esclavitud laboral” existente en estos dos colectivos, vienen ratificadas por varias sentencias judiciales, actas de la inspección de trabajo e informes de los servicios de prevención. Estas resoluciones no impiden que el Gobierno del Alcalde Lores siga avasallando y pretendiendo someter a través de la presión mediática y gobernativa, al personal que trabaja en el Concello de Pontevedra y a sus órganos de representación con la pretensión de eliminar derechos adquiridos a lo largo de los años, e impedir la consecución de nuevas demandas.

Lores sigue sin cumplir los acuerdos firmados.

En este sentido debemos de recordar que sigue sin aplicarse la valoración de puestos de trabajo y actualización de retribuciones acordadas en mayo del 2019 por la mayoría sindical y el Concejal Vicente Legisima.

Al Alcalde Lores le queda menos de un año para que, antes de las elecciones municipales, ponga en funcionamiento y aplique el acuerdo adoptado con el anterior Gobierno Local que el presidia una vez que las justificaciones para su aplicación descayeran. La crisis sanitaria por el Covid esta controlada y se ha vuelto a la normalidad y según el propio gobierno, la recuperación y saneamiento de las arcas públicas son buenas y las inversiones siguen su curso.

Sólo con dialogo y negociación es posible buscar soluciones y la paz social en el Concello de Pontevedra. Para este gobierno debería ser sencillo, solo tienen que poner en valor lo que proponen cuando no gobiernan o cuando asisten a las manifestaciones del 1 de mayo o en otras convocatorias sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.