ATME. «Soldados de las unidades ubicadas en El Goloso que se alojan en la Base San Pedro, viven en peores condiciones que reclusos de algunos centros penitenciarios»

El presupuesto de Defensa era el que era, escaso, y se primaba la operatividad a las condiciones de vida de los militares en sus unidades.

Que hubo un avance desde la finalización del servicio militar obligatorio es indudable, pasándose en muchos acuartelamientos de las naves corridas de literas, separadas por taquillas, a camaretas de 3 o 4 personas con armarios y mobiliario para poder estudiar y, en algún caso, con baños interiores.

Sin embargo, mientras el presupuesto descendía, la inversión también lo hacía, limitándose a reparaciones y evitando en lo posible la construcción de nuevas edificaciones. Esto provocó que algunas bases se encontrasen al completo de sus plazas, debiendo poner un límite al tiempo que el soldado pudiera estar alojado.

Naves corridas sin calefacción, sin mobiliario y sin poder realizar la alimentación en la Base por no estar destinados en ella.

Esto iba a ocurrir en la Base «El Goloso» ante lo cual ATME elevó un escrito al ministerio de Defensa para que se solucionase este tema, evitando «desahuciarlos». No podía ser que un soldado, con su raquítico sueldo, tuviese que «buscarse la vida» para poder alojarse en una ciudad tan cara como Madrid, con todos los gastos que ello conllevaba.

La solución, a priori beneficiosa, fue que el ministerio de Defensa era consciente de esta problemática, estando estudiándose posibles medidas, entre ellas una reforma integral de las dos plantas del alojamiento logístico ya recogida en el Plan Director de la Base de El Goloso; pero la solución podría llegar en el medio/largo plazo. Como medida transitoria los afectados se alojarían en las instalaciones de la «Base San Pedro» (Colmenar Viejo – Madrid), que se consideraban adecuadas y en buen estado, disponiendo de unas naves tabicadas, con baños comunes y calefacción.

Por otro lado, finalizaban informando, se había aprobado un servicio lanzadera (bus), para unir las dos bases.

Después de dos años de dar la voz de alarma, ATME ha recibido a principios de noviembre informaciones por parte de militares alojados en estas instalaciones de que están viviendo en naves corridas de 60 personas, con literas y taquilla metálica individual, sin mobiliario, sin calefacción, con escasos enchufes y sin poder realizar el desayuno, comida o cena en la Base San Pedro al no estar destinados en la misma. A ello se debía unir que no existía cafetería donde poder realizar esto último, al no poder realizarlo en el comedor, ni se había puesto en funcionamiento el servicio lanzadera prometido entre las bases.

ATME no comprende el motivo de que estas cosas continúen ocurriendo, que una parte de nuestros soldados estén alojados en peores condiciones que reclusos de muchos centros penitenciarios españoles

Así, lamentablemente, es como se está tratando a una parte de nuestros militares de tropa y marinería. Unas retribuciones obsoletas que no dan para sobrevivir en una gran ciudad, cuyo sueldo neto ya casi se ve sobrepasado por el Salario Mínimo Interprofesional, por lo que se ven obligados a hacinarse en alojamientos logísticos sin las debidas condiciones de habitabilidad.

Todo son elogios a los militares que han participado en los más diversos apoyos a la población civil (BALMIS, inundaciones, incendios, volcán de La Palma, etc.) y defienden los intereses de la nación en operaciones en el exterior, pero ¿qué partido político o grupo parlamentario defiende su calidad de vida fuera de la gratuita palabrería?

¿Qué partido político o grupo parlamentario defiende la calidad de vida de nuestros militares, fuera de la gratuita palabrería?  

Ante esta situación ATME ha dirigido escrito al ministerio de Defensa poniendo en su conocimiento esta situación, a través de la Secretaría Permanente del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, preguntando primeramente si se considera que estos alojamientos son adecuados para su uso por militares de tropa y, posteriormente, realizando una batería de preguntas:

  • Si los alojamientos en la Base San Pedro cuentan con calefacción el motivo de no haberse puesto en funcionamiento y, en caso de no contar o estar estropeadas, soluciones a corto plazo que se van a tomar.
  • Motivo de que no funcione el servicio lanzadera que se anunció estaba aprobado.
  • Razón por lo que no se gestiona que el personal destinado en El Goloso y alojado en la Base de San Pedro pueda realizar el desayuno y la cena en esta última Base, así como la comida en días festivos, con un precio minorado.
  • Si se están tomando medidas por parte del Ministerio de Defensa para crear más plazas de alojamiento en la Base El Goloso para cubrir las necesidades actuales.

Foto portada. Alojamientos logísticos San Pedro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.