Cuatro caramelos amargos del Rio Breogán en su derrota en Granada. Por Mariano Raskin

Covirán Granada-Rio Breogán (80-70)

Naufragó el Rio Breogán en su intención de conseguir la quinta victoria de la temporada. Se estrelló ante la revelación de la temporada, el Covirán Granada, que echó mano de un gran Alex Renfroe y aprovechó los bajos porcentajes del cuadro lucense para quedarse con el partido por 80-70.

Fría entrada al partido
Le costó al bando preparado por Veljko Mrsic cogerle el pulso al encuentro, a pesar de que Nakic inauguró el marcador con un triple. Durante medio cuarto consiguió aguantar el ritmo de su rival, que empezó a saborear las maneras sobre el parqué de Alex Renfroe. El primer cuarto, además, lo cerró con un bache anotador que abrió la primera diferencia seria (del 19-17 al 26-19 en tres minutos).

Los malos porcentajes castigan
Ese mal cierre del primer acto se prolongó a muchos momentos del segundo, lo que se transformó en una diferencia prácticamente insalvable, por el desarrollo del choque. Rio Breogán llegó al intermedio con un 36 % en tiros de dos (7/19), un 31 % en lanzamientos de tres (5/16) y un 57 % (4 /7) en libres. Aunque la estadística suele reflejar una parte de la realidad, pintó exactamente el mal momento del cuadro lucense, que además capturó menos rebotes que su oponente hasta ese punto.

El factor diferencial Alex Renfroe
Giró de la mano de varios equipos europeos y disfrutó de todas las competiciones continentales. El base norteamericano, que muchas veces se acelera en exceso y desorganiza a su equipo, fue un reloj y supo leer cada uno de los momentos que precisó Covirán Granada para asegurarse el quinto triunfo de la temporada. A su doble-doble (13 puntos, 10 asistencias), sumó cinco rebotes, y contribuyó no solo al triunfo del cuadro andaluz, sino que fue vital para que un actor secundario como Petit Niang cierre el encuentro con 15 puntos y 7 capturas.

Reacción incompleta
Despertó, y de qué manera, Rio Breogán en el tramo final del tercer acto. Fue un equipo que supo correr, que leyó los ‘missmatch’ a la perfección, contundente en defensa y hábil con las trampas en la pista. Pero esa virtud, que le permitió ponerse a cuatro puntos de su rival, volvió a desaparecer en el tramo final del último cuarto, en el que volvió a mostrarse espeso y sin acierto.

Covirán Granada: Renfroe (13), Prince Ali (9), Pere Tomàs (2), Felicio (9) y Maye (7) -quinteto inicial-; Bropleh (10), Costa (3), Jacobo Díaz (6), Niang (15), Vilà (2) y Christian Díaz (4). Ent.: Pablo Pin

Rio Breogán: Hollatz (9), Bamforth (14), Momirov (5), Nakic (11) y Arteaga (8) -quinteto inicial-; Sergi Quintela (4), Sergi García (7), Kasibabu, Nenadic (2), Happ (9), Erik Quintela y Brajkovic (1). Ent.: Veljko Mrsic.

Árbitros: Hierrezuelo, Cortés y Alcaraz. Sin eliminados.

Parciales por cuartos: 26-19; 18-14 (44-33, descanso); 18-23 (62-56) y 18-14.

Municipal de Granada. 5.351 espectadores.

acb Photo / F. Rodriguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.