El arte de la investigación privada, una leyenda con mucho de realidad

El trabajo de un investigador privado o detective ha sido objeto de ingente cantidad de literatura y guiones de cine, pero en la práctica se trata de una de las profesiones que más ayuda a combatir y condenar la estafa, ya sea dentro del ámbito privado o en las relaciones profesionales

Conceptos como la privacidad o la protección de datos se han vuelto celosamente populares en la realidad del mundo contemporáneo, en el que la internacionalidad y la globalización abarcan esferas tan sutilmente fáciles de traspasar que se necesita de un profesional a la hora de establecer dónde está la frontera legal.

A la hora de pensar en una agencia de detectives Madrid resulta fácil dejarse llevar y conquistar por el imaginario cinéfilo, pero dentro de la definición y el ámbito de actuación de los profesionales está todo un universo al servicio del cliente. Las máximas son siempre la fiabilidad y la confidencialidad, aplicables en este caso a ámbitos tan eclécticos prácticamente como realidades tiene el ser humano. Particulares, empresas, aseguradoras o informáticos están entre los clientes más recurridos o recurrentes de un sector que tiene en su falta de generación de noticias negativas la mejor garantía de su eficiencia y eficacia.

Conocer una posible estafa también es un concepto tan ambiguo como diferentes son las opciones de actuación sobre la sospecha de la misma. Establezcamos estafa como traición al contrato particular establecido entre dos seres humanos, y hacia ahí deriva la imagen topificada y tipificada de una figura de investigación de infidelidades. Es solamente una interpretación de una parte por el todo, absolutamente injusta con una labor que puede considerarse en muchos aspectos un acto de justicia social. Las bajas fingidas o la competencia desleal, por ende, podrían entrar dentro de ese mismo capítulo.

Resulta fundamental a la hora de elegir a la empresa encargada de nuestra investigación comprobar que ésta actúe dentro del marco de la legalidad, también en lo que a papeles se refiere. Para ello, las principales protagonistas del sector cuentan con licencias expedidas, tanto desde la Policía Local como desde el Ministerio del Interior.

También es importante tener en cuenta que a la hora de litigar o buscar una solución legal a cualquiera de nuestras luchas los detectives privados aportan información decisiva y con todas las pesquisas legales, ya que todos son conocedores de la reglamentación correspondiente. Todos los informes realizados por un detective con licencia para ejercer su actividad son concluyentes en el ámbito judicial.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.