Hábitos saludables para ayudarte a estar bien este invierno

En una estación en la que las temperaturas bajan, es esencial cuidarte. La temporada de invierno puede poner a prueba tu cuerpo, especialmente si no estás acostumbrado. Si no te cuidas adecuadamente, puedes enfermar y sentirte bastante mal.

Sin embargo, hay algunas cosas sencillas que puedes hacer para evitarlo. ¿Cuáles son estas formas mágicas? Sigue leyendo para conocer algunos consejos sobre la salud en invierno que te ayudarán a afrontar los meses más fríos.

Consejos para mantenerte saludable en invierno

Sigue una dieta saludable

Llevar una dieta sana es importante durante todo el año, pero si quieres evitar el resfriado este invierno, empezar por obtener todos los nutrientes posibles a través de tu dieta es un buen punto de partida.

Asegúrate de consumir todas tus comidas al día, junto con fuentes saludables de proteínas y fibra. Si necesitas algunas indicaciones, acude con tu médico para que te ayude a mantener una dieta equilibrada.

Comer en función de la estación del año es una forma estupenda de mantenerte sano, y no hay mejor momento para intentarlo que el invierno.

Toma vitaminas

Mantener sano el sistema inmunitario suele empezar por la dieta, pero a menudo también se necesitan suplementos vitamínicos como los de vitamin stores. En muchos casos se recomienda el uso de suplementos de vitamina D durante el otoño y el invierno, ya que no obtenemos suficiente vitamina D de la luz solar durante los meses más oscuros. Con el tiempo, esto puede conducir a una deficiencia de vitamina D.

Si quieres mantener alejados los virus del invierno, como el resfriado común, abastecete de vitamina C para que tu sistema inmunitario sano se mantenga siempre óptimo. Puedes hacerlo siguiendo una dieta nutritiva llena de frutas, verduras y proteínas magras, o tomando un suplemento. Asegúrate de hablarlo con tu médico antes de empezar cualquier tipo de vitaminas.

Mantente caliente

El frío puede afectar a la capacidad del organismo para combatir las infecciones. Si no te mueves mucho, tienes más de 65 años o padeces alguna enfermedad cardíaca o pulmonar, es recomendable calentar la casa a 18 °C o más.

Incluso si tienes menos de 65 años, estás sano y eres activo, debes intentar mantener el calor aunque no parezca lo suficientemente frío como para poner la calefacción. Para ello, mantén las ventanas cerradas durante la noche, utiliza una bolsa de agua caliente o una manta eléctrica (¡no al mismo tiempo!), y toma bebidas calientes con regularidad.

Haz ejercicio con regularidad

Puede que hacer ejercicio sea lo último que te apetezca con el frío, pero es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud. Las personas que hacen ejercicio con regularidad tienen un menor riesgo de desarrollar muchas afecciones a largo plazo, como enfermedades cardíacas, diabetes, accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer.

Se recomienda hacer ejercicio al menos 30 minutos al día 3 veces a la semana. Esto incluye cualquier cosa que ponga en marcha el ritmo cardíaco, ya sea un paseo a paso ligero, correr, bailar, hacer deporte o montar en bicicleta.

Es posible que el clima más frío te provoque un poco de rigidez. Estirar el cuerpo con regularidad mediante posturas de pilates o yoga puede ayudarte a mantenerte relajado durante el invierno.

Mantente hidratado

La deshidratación puede ser un problema que se asocia con el clima cálido, pero ciertamente no debe ignorarse en los meses más fríos. De hecho, la deshidratación puede ser incluso más probable en invierno porque no solemos tener tanta sed y podemos olvidarnos de beber suficiente agua.

Los signos de deshidratación incluyen orina de color oscuro, sed, sudoración o micción menos frecuente, fatiga, boca seca, piel seca, dolores de cabeza y antojos de azúcar. Asegúrate de llevar siempre una botella de agua contigo y controla tu consumo de agua para asegurarte de que ingieres la cantidad suficiente.

Todos hemos oído hablar de lo malo que puede ser el frío para nuestra salud, pero hay muchas cosas que podemos hacer para combatir los efectos de la estación invernal. Tenga en cuenta estos consejos para que te mantengas saludable este invierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.