UATAE. El trabajo autónomo logra mantenerse en el mes de octubre pese a la situación actual de incertidumbre

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados esta mañana, la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos aumentó en un 0,07%. El número de autónomos en octubre se situó en 3.332.150, lo que supone un aumento de 2.287 autónomos con respecto al mes anterior, pese a ello, las autónomas y los autónomos siguen remando contracorriente y haciendo un sobreesfuerzo diario para poder lidiar con la actual inflación y la incertidumbre que provoca el incremento de los precios energéticos. Las cifras anuales marcan un aumento interanual de 7.822 autónomos y autónomas más que hace un año (+0,24%). Este incremento apenas llega a los 8.000 trabajadoras y trabajadores por cuenta propia. Sin duda, la inseguridad por la situación de guerra en Ucrania, los precios de la energía y la inflación está afectando a las actividades por cuenta propia, que pueden verse más afectadas según pasen los meses. La evolución del empleo en octubre de 2022 experimenta de nuevo un aumento de trabajadores y rompe con la tendencia que se solía dar en este mes. Octubre sumó 103.500 trabajadores y registró un descenso récord del paro en 27.027 personas. Actualmente el total de afiliados se ubica cerca de los 20,3 millones de trabajadora y trabajadores de media y las personas desempleadas descienden a 2.914.892. Lo que nos acerca a una creación de empleo anual de 600.000 personas.
Para María José Landaburu, secretaria general de UATAE, «las cifras de este mes siguen siendo positivas, y, más, si tenemos en cuenta la coyuntura actual» aprecia que «las medidas impulsadas por el Gobierno están siendo efectivas para reducir la inflación y así lo refleja el dato de que somos prácticamente el único país que ha logrado reducir su inflación en este último mes». Aún así, Landaburu, matiza, «no nos podemos confiar con estos números, porque al fin y al cabo solo muestran una cara de la moneda, el día a día, y las dificultades que atraviesa el conjunto del colectivo en el desarrollo de su actividad económica, suponen una realidad que no se ve reflejada en las cifras», por eso, desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), remarcan la necesidad de continuar con «visión de futuro, implementando medidas concretas para las y los trabajadores autónomos que permitan paliar los elevados costes energéticos que además se podrían ver inasumibles en muchos negocios con la llegada del invierno».

La Unión de Autónomos considera que el esfuerzo que está llevando a cabo el Gobierno para frenar la inflación camina en la senda adecuada y por eso, desde la Organización siguen desaconsejando las propuestas llevadas a cabo por Europa en el marco del aumento de los tipos de interés, incorporaran nuevas dificultades para los autónomos y autónomas, sobre todo, en la posibilidad de obtener financiación y hacer crecer las micropymes. Esto se refleja en las especiales dificultades que se empiezan a apreciar en el sector comercio, donde a lo largo del año se han perdido en torno a 15.800 actividades. «No es el momento de hacer disminuir la capacidad de crecer económicamente» refiere Landaburu, y añade «porque esto supone que la creación de empleo no se pueda consolidar y que el tejido productivo de nuestro país se vea muy perjudicado por la toma de decisiones que vayan en esa dirección». Por eso, valora de forma positiva, que el Gobierno «esté llevando a cabo medidas que repercutan en positivo en el conjunto de la ciudadanía y que a su vez refuerce esta posición política en Europa».
Como apuntan desde UATAE, «es importante avanzar en medidas de apoyo al colectivo, especialmente en la lucha contra la inflación a través de la contención de los precios de la energía, en una política fiscal que ayude a los menos favorecidos y encuentre la solidaridad en las grandes empresas y la riqueza». E insisten en la necesidad del desarrollo de la figura del autónomo vulnerable para que «aquellas y aquellos que se están viendo más perjudicados para poder sacar su actividad económica adelante puedan tener acceso a ayudas que faciliten y palien la carga que asumen a diario». En este sentido, es necesario un acuerdo de rentas, que desde la responsabilidad, mejore el poder adquisitivo de los trabajadores asalariados para mantener el consumo y la demanda, fundamental para la buena marcha de las actividades de los autónomos y microempresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.