Homenaje a Roberto L. Moskowich-Spiegel Pan el día de su noveno cumpleaños vital

Un reducido grupo, de su amplísimo elenco de amigos, nos hemos reunido en comida de confraternidad alrededor de nuestro amigo y Alférez Roberto Moskowich-Spiegel, periodista, bancario, escritor, parapsicólogo y viajero del mundo, ciudadano del mundo en suma, en una pantagruélica comilona a base de fabada gallega y cordero tradicional con guinda postrera de arroz con leche canelado.
A los postres, tan cual torero que se arroja sobre un Miura, nuestro catedrático de familia José María Paz, “loquitur orator ut parlamentarius et clamor ut poeta” glosó unas maravillosas improvisadas estrofas bien rimadas sobre el patronímico húngaro de Roberto, que bordó nuestro docto compañero de mesa y mantel.

Estas comidas formadas por médicos, políticos, catedráticos, cineísta, periodistas, abogados, etc., enriquecen hasta un mal vino y peor aguardiente, pero también alimentan corazón, cerebro, alma y compañerismo, que es de lo que se trataba.
Filosofamos sobre la amistad, pero también sobre el amor, de lo humano y lo divino: “Amicitia semper prodest, amor aliquando etiam nocet”.
Y todos a una, como Fuenteovejuna, pensando ya EN CELEBRAR el décimo CUMPLEAÑOS VITAL.

Carlos Brea, cronista social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *