¿Qué sucede con las semillas de cannabis en Europa?

Las semillas de cannabis parecen situarse un puesto más arriba de la desconcertante situación que se evidencia a nivel mundial de cara al escenario legal de la planta de cannabis. Y es que, en la mayoría de los países europeos, se consideran ejemplares legítimos; no obstante, apostar por su germinación suele atraer la atención de las autoridades. Lo bueno de todo es que la regulación está evolucionando rápidamente, por eso, hoy en día es posible comprar de forma legal en una tienda de semillas de cannabis como Sensoryseeds y hacer que te las envíen a tu residencia personal, sin temor a ser fichado por las leyes actuales.


Ante este panorama, numerosas naciones europeas han visto una inequívoca expansión en el arranque de las tiendas de semillas y ya será responsabilidad de las autoridades competentes de cada país europeo hacer seguimiento y penalizar a aquellos que compran semillas con la intención de levantar cultivos para el tráfico ilícito. Claro está, no todos los compradores desean convertirse en criminales, y es que las semillas de cannabis son ricas en aminoácidos esenciales y proteínas; por si fuera poco, pueden ser usadas como objetos de colección, alimentos para mascotas y hasta señuelos para pesca, por nombrar solo algunas utilidades.

Situación de las semillas de marihuana en Europa

A pesar de que existen reglamentos internacionales, cuando un artículo entra en un país concreto, depende de las leyes de ese país. Esta realidad hace posible el hecho de que puedes comprar semillas que están prohibidas en tu propia nación, pero a la vez son legales en otra. Recordando los antecedentes de este tema, en 1962, la Convención Única sobre Estupefacientes dio forma al sistema de regulación a escala mundial, en ese entonces, 180 estados firmaron el acuerdo global, que considera a la planta de cannabis como una sustancia ilegal; sin embargo, las semillas quedan excluidas de esta penalización ya que prescinden de partes narcóticas. Para que te hagas una idea más clara, en Alemania, las semillas no están cubiertas por la Ley de Estupefacientes alemana, por lo que conseguirlas es legítimo. No obstante, Alemania ha prohibido la venta de semillas en todo el país, siendo el principal país europeo en hacerlo; en cualquier caso, debido a los acuerdos a nivel internacional, el transporte de semillas desde otro país hasta Alemania si es concebible. En cuanto a Italia y Francia, debido al auge de las tiendas de semillas, estos ejemplares son considerados como un componente de los equipos de cultivo, sin embargo su germinación es ilegal. Para los aficionados del Reino Unido, es factible comerciar, vender o comprar semillas de forma amplia y global, sin embargo su germinación sigue siendo ilegal.

Lo que pasa en España con las semillas de marihuana

España está teniendo un momento sólido en lo que se refiere al desarrollo de las semillas de marihuana, ya que está surgiendo como una de las naciones en Europa con mayor presencia del negocio de la hierba. No podía ser diferente, la geografía y condiciones climáticas de España son ideales para el desarrollo de semillas. Por si no lo sabes, la marihuana en España se rige por el Código Penal por lo que se considera ilegal la posesión, cultivo y tráfico. No obstante, no es un delito cuando se planifica para el uso personal teniendo en cuenta que se prohíbe fumar en los espacios a plena luz del día, el límite de posesión no puede superar los 100 gramos, se prohíbe que los cultivos sean visibles desde los espacios públicos. En el caso de que los cultivos sean para fines medicinales, deben ser aprobados por las autoridades bajo un estricto control y monitoreo de las causas.

Valor de las semillas de cannabis

Poco a poco lo que concierne a la planta de cannabis ha dejado de ser tabú, no sólo gracias al potencial terapéutico del CBD, uno de sus principales cannabinoides, sino también al potencial que tienen las semillas de cannabis, sobre todo en la industria alimentaria. Para empezar con sus destacadas cualidades, estos ejemplares representan un manantial de aminoácidos elementales que favorecen el buen funcionamiento de la actividad cardiovascular; de igual forma, son consideradas una rica fuente de proteínas vegetales. Además, sus grasas insaturadas (Omega 3 y Omega 6) contribuyen a fortalecer la respuesta inmunológica y proteger al corazón. Por si fuera poco, son altamente ricas en fibra natural, nutrientes y otros minerales por lo que son catalogadas como un superalimento al punto de ser comparadas con el potencial de la chía o el aceite de pescado. Hay un par de estrategias para consumir las semillas de cannabis; así, se pueden comer directamente como aperitivos ya sea crudos o cocidos a fuego lento. Suponiendo que te inclines por ellas aplastadas o molidas, es además concebible integrarlas en batidos, cremas, postres, yogur, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.