A FIFA solo le pido un reloj, un metro …y «sentidiño». Por Augusto César Lendoiro

Ser un “loco por el fútbol” justificaría mi devoción por el fútbol-deporte, el de los aficionados, que está lejos, pero sin menospreciarlo, del fútbol-negocio. Por eso si me preguntasen “¿elegirías uno u otro?”, mi respuesta sería rotunda, “Preguntas capciosas, no. Ambos se deben complementar”.

Leer más
1 2