Cuando las facturas dejan de convertirse en un quebradero de cabeza

por 21noticias.com

De la correcta, eficiente y eficaz gestión de la contabilidad pagada y por pagar depende en buena parte la salud financiera de una empresa; Easyap ofrece soluciones integrales para la facturación electrónica y los recibos pendientes de liquidación

Podría reducirse el mundo de la empresa a factores cuantitativos y cualitativos, siendo éstos en muchas ocasiones factores determinantes de los primeros. Sin embargo, a la hora de cerrar cuentas, en el más riguroso y estricto de los análisis, todo aquello que escapa de una ecuación, véanse los afectivos, sentimentales o no cuantificables, son cruelmente reducidos a un algo que escapa de los mercados. Por lo tanto, los números y su salud son la gasolina, el oxígeno y la alimentación sine qua non para la supervivencia de cualquier proyecto. Es decir, su correcta administración determinará la supervivencia, máxime en tiempos que exigen hablar en esos términos.

Hablar de cuentas por pagar es hacerlo de buena parte de los quebraderos de cabeza de los responsables de una empresa, así como de la situación real de la misma. Pero… ¿y si lo pusiéramos en manos de una empresa de expertos en facturación electrónica? esa solución existe. Easyap desarrolla herramientas encaminadas a mejorar y obtener ahorros en la tramitación de cualquier tipo de factura, independientemente de su fortmato, y puede participar activamente, como parte de sus servicios, en las tareas de tramitación de facturas.

El departamento de cuentas, si hubiera que explicárselo a cualquier pagano en el mundo de la gestión empresarial, podría definirse con brocha gorda como el encargado de dar luz sobre el equilibrio existente entre activos corrientes y pasivos circulantes. Su óptimo funcionamiento debe ser siempre evaluado y chequeado, y entre sus áreas clave podrían señalarse: los costes del proceso, la automatización, los índices de error, los fraudes pagados y duplicados, los controles financieros y la satisfacción de los proveedores.

Una vez tramitada la factura, en una u otra dirección, es fundamental la comunicación con el proveedor, algo que normalmente se realiza vía teléfoninca a través de lo que podríamos definir como portal proveedor: datos correctos, información precisa y que responda a la demanda, la gestión de incidentes… cualquier fallo en esa pirámide es el germen de un potencial problema.

A través del portal se puede facilitar información de todos aquellos documentos, incluidas pero no solo las facturas de proveedor, que de una manera u otra se gestionan con el mismo. La solución pasa por la transformación digital, la automatización y la procedimentación, de tal forma que el servicio pueda ser lo más accesible posible al propio proveedor: información sobre las fases del proceso, la externalización, automatización del mantenimiento y los circuitos, la descarga de tareas, la visión unificada y, especialmente, un acceso sin restricciones horarias que permita virtualmente a ese proveedor acceder a nosotros, aunque nosotros no estemos ahí. Y de esa reducción al cero de los factores de incidencia depende, en buena medida, la minimización de los problemas a medio o largo plazo para la empresa y sus números.

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario