FAC-USO denuncia represalias por la huelga en el Consorcio de Incendios de Lugo

por Redacción Lugo

Desde el comienzo de la huelga, el pasado 9 de junio, se han producido una serie de medidas, por parte del Consorcio Provincial, como: cambios de cuadrantes sin negociación, llamadas al teléfono particular o envío de correos electrónicos en jornadas de descanso, comentarios intimidatorios, etc.

El motivo de esta huelga indefinida de los bomberos comarcales, que una semana después se extendió a toda Galicia, es reclamar que se cumpla una sentencia del Tribunal Supremo de 2022 para la conversión de estos trabajadores en personal laboral fijo, así como la negociación de un convenio colectivo de carácter autonómico, que fije las mismas condiciones para todos, con independencia del parque o del Consorcio provincial en el que lleven a cabo su trabajo.

Así, de los seis parques existentes en la provincia de Lugo, los trabajadores de Villalba, Viveiro y Barreiros se rigen por un convenio colectivo, que es diferente al de sus compañeros de Sarria, Chantada y Monforte de Lemos.

Censuramos que, a mayores de la “imposición de unos servicios mínimo abusivos”, ahora encima, “se pretenda que haya retenes de guardia”, cuando nunca se ha pagado al personal esa disponibilidad, personal que ya realiza la jornada máxima anual de 1.800 horas, y que se haga, precisamente ahora, para coartar el derecho constitucional a la huelga.

Cuestionamos que los responsables del Consorcio sean incapaces de resolver el conflicto, al no garantizar la prestación de un servicio esencial, poniendo en riesgo a la ciudadanía y a los profesionales de este servicio de emergencias.

Desde FAC-USO emprenderemos todas las acciones legales oportunas con el objeto de defender los derechos legítimos de nuestros afiliados que se hayan visto vulnerados, lo que implica el ejercicio de todo tipo de recursos, denuncias, querellas, etc.

 

Etiquetas ,
Comparte éste artículo
Escribe tu comentario