Cosecha 2023: más lúpulo gallego y más sostenible 

por Redacción Galicia

Por primera vez en España se utilizan cuerdas biocompostables en una plantación de lúpulo, eliminando así todo el plástico en la planta trepadora

Ha finalizado la decimoctava cosecha del lúpulo en Galicia. Con un incremento de la superficie plantada del 34% desde 2020, se sigue reforzando la apuesta por la recuperación del cultivo del lúpulo en Galicia, así como distintos proyectos de I+D+i para estudiar su adaptabilidad a nuestra latitud.

A través de Cosecha de Galicia, Corporación Hijos de Rivera desarrolla sus proyectos de producción, innovación e investigación sobre el cultivo del lúpulo a partir de un modelo de colaboración con otras entidades con experiencia como el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM) y la cooperativa LUTEGA.

Este proyecto de recuperación del cultivo del lúpulo en Galicia tiene además como objetivo mejorar los cultivos en terminos de sostenibilidad. Por ello, este año se ha utilizado cuerda de un material biocompostable que permitirá, en colaboración con Ecocelta, transformar todos los residuos vegetales del cultivo en abono verde, reduciendo así el uso de abonos de origen químico en la próxima campaña.

Esta cosecha ha sido un poco más reducida que el año anterior debido a las condiciones meteorológicas. Estos proyectos de I+D+i buscan optimizar los cultivos de esta planta trepadora, encontrar las variedades que mejor se adapten a las características de nuestra tierra y clima, teniendo en cuenta también las oscilaciones derivadas del cambio climático.

El proyecto cuenta en estos momentos con casi 11 hectáreas de cultivo, donde se cultivan las siguientes variedades: Nugget, Magnum, Perle, Sladek, Merkur, Cascade, Admiral y, este año por primera vez en España: Zeus y Triple Pearl, con resultados interesantes en su evolución.

Este año ha sido complicado meteorológicamente para las plantas. Los meses de junio y agosto han sido los más calurosos de los últimos 10 años con una temperatura media de 2 ºC por encima; y abril y mayo han contado con precipitaciones muy por debajo de la media de los últimos 10 años. Esta falta de agua ha sido gestionada con un control exhaustivo de riego por goteo que se aplicó a las parcelas del lúpulo. Y, además, toda la energía utilizada en el bombeo de agua de los pozos es de origen fotovoltaico.

Lúpulo ecológico gallego

Por otra parte, por décimo año se ha cosechado lúpulo ecológico, cultivado siguiendo los procedimientos marcados por el CRAEGA (Consejo Regulador de Agricultura Ecológica en Galicia). La parcela de lúpulo ecológico se encuentra en las instalaciones del CIAM y es resultado de un proceso de investigación y pruebas que ha llevado a la transición desde el cultivo convencional al ecológico.

La recuperación del cultivo de lúpulo se inició en 2004, como homenaje de Estrella Galicia a su fundador y pionero de su cultivo en España, José Mª Rivera Corral, realizándose en el Centenario de la Empresa, en 2006, la primera cosecha conmemorativa.

Etiquetas ,
Comparte éste artículo
Escribe tu comentario