FTSP-USO. Norvik Security se encuentra actualmente en «quiebra técnica»

por Redacción Nacional

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera (FTSP-USO) alerta a los clientes que han hecho caso omiso a sus advertencias que en un corto periodo de tiempo la empresa de seguridad dejará de abonar la totalidad de las nóminas ahogada por deudas millonarias y llevándose el máximo de facturación posible. La rescisión de contratos y la adjudicación a empresas solventes, es la única solución para salvaguardar los derechos de los trabajadores.

Casi la totalidad de los más de 2000 trabajadores están sufriendo continuos retrasos de salarios, salvo un porcentaje muy pequeño en el que empresas como las vinculadas con Grupo Tojeiro en Galicia, por el momento , ya  que supeditan el abono de facturas a Norvik al cumplimiento salarial con los Vigilantes asignados a sus servicios. La empresa Norvik Security se encuentra actualmente en «quiebra técnica» según el sindicato y en poco tiempo dejará a miles de trabajadores sin sus salarios y deudas millonarias con la Seguridad Social y Hacienda.

La FTSP-USO lleva meses advirtiendo de los engaño que esta compañía a empleados y clientes, teatralizando una solvencia y capacidad fondo de maniobra inexistente. De hecho, la mayoría del personal administrativo de su central en Madrid se encuentra en situación de baja por incapacidad temporal ante la situación de presión e impagos que llevan meses soportando.

El Sº de Organización Estatal de la FTSP-USO Iván Blanco, denuncia «hemos llegado a sufrir intentos de coacción y amenazas por parte de responsables de la compañía para parar  acciones  y callar al  sindicato» y considera que «podemos estar incluso ante lo que puede ser una  estafa a los consumidores de servicios de seguridad entre otros presuntos delitos que podrían estar derivando de esta «trama», por lo que estamos estudiando la interposición denuncias penales contra los responsables directos de esta situación  por el perjuicio directo que supone para los trabajadores a los que representamos».

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario