JUCIL reclama paralizar la licitación de un contrato de más de 8 M€ “porque el pliego rebaja la calidad de la ropa destinada a los guardias civiles”

por Redacción Nacional

La asociación profesional solicita que se detenga el proceso porque hay empresas que además contaban con información con anterioridad al resto, lo que afecta a los principios de publicidad, concurrencia, transparencia e igualdad

La asociación profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL) ha solicitado a través de un escrito remitido a la Dirección General de este Cuerpo la paralización de la licitación para contratar la compra de distintas prendas de ropa de la uniformidad de los guardias civiles, porque en el pliego de condiciones para participar en este concurso público se han rebajado de manera sustancial algunos criterios de calidad que hasta ahora se exigían, lo que podría redundar en un perjuicio para los guardias, dado que vestirán uniformes de peor calidad, menos resistentes y que generará un gasto aún mayor por una reposición más continuada. El contrato cuya paralización se solicita tiene un valor estimado de 8,3 millones de euros.

Cambio de condiciones para la adquisición

JUCIL basa su petición en que, en el actual anuncio, a diferencia de anteriores licitaciones, “los pliegos de prescripciones han variado de una manera sustancial en el caso de las botas y zapatos respecto de las actualmente vigentes. En el resto de los artículos hay cambios significativos”, precisa el escrito enviado a la Dirección General de la Guardia Civil y firmado por el secretario general de la asociación profesional, Ernesto Vilariño. En el caso del pantalón técnico, se demanda así la paralización porque “han variado parámetros en cuanto al color del uniforme y se ha reducido el marcador de la actividad antibacteriana”, indica JUCIL. “se ha detectado otro parámetro modificado: ‘la resistencia a la tracción’, que actualmente se cambia por perforación. En la situación actual, en la que los agentes de la autoridad sufren numerosos atentados y agresiones, sorprende que se reste importancia a la tracción que sufra la uniformidad, lo que se consideraba en el pliego de la licitación anterior como ‘defecto mayor’ mientras en el actual no tiene consideración alguna”, especifica la asociación profesional.

Objeciones ante las exigencias para las futuras cazadoras técnicas

JUCIL señala en su petición varias objeciones a la reducción de los baremos para la adquisición de las cazadoras técnicas, una de las prendas más utilizadas por los guardias civiles. La asociación destaca cómo se rebaja el parámetro de repelencia al aceite, incluso al de armas. “En cuanto al alargamiento para la rotura también se varían los parámetros a la baja, y recalcamos de nuevo el aumento de agresiones y forcejeos que sufren los guardias civiles, pudiéndose producir, por esa disminución de la calidad en el alargamiento, la rotura de la prenda en el caso de intervenciones con mayor nivel de agresividad” precisa la asociación. “No se debe olvidar que los guardias civiles están expuestos a situaciones extremas de riesgo, por tanto, se requieren prendas de uniformidad con la calidad suficiente como para que aguanten este tipo de accidentes laborales”, apunta la petición de JUCIL a la Dirección General.

Polos a los que se les caen las letras

JUCIL argumenta otros defectos que ya observan en algunas prendas actuales, como ocurre con la serigrafía de los polos, “en los que se caen las letras con facilidad y todo esto sumado al tiempo que se tarda en recibir el vestuario por parte de los agentes, preocupa gravemente que la reducción de la calidad perjudique a la imagen de la Guardia Civil”, dice la asociación profesional, que propone además, para evitar el uso externo de la uniformidad por personas ajenas al Cuerpo que las piezas del uniforme cuenten con una numeración o código de barras único, para que pueda conocerse a quién se adjudica cada prenda.

Uso necesario en condiciones extremas

JUCIL razona también que, dadas las situaciones extremas a las que se enfrentan de manera habitual los guardias civiles es importante no se reduzca la calidad de la uniformidad y solicita que se modifique el pliego de condiciones técnicas para que los informes de los ensayos sean únicos. La asociación sugiere por último que se paralice la licitación del contrato “por no concurrir todas las empresas en las mismas condiciones, debido a que hay algunas que contaban con información con anterioridad al resto, lo que podría afectar a los criterios de publicidad, concurrencia, transparencia e igualdad”, finaliza el escrito.

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario