La Guarda Civil detiene a tres personas por la muerte de un operario en Bértoa (Carballo)

por Óscar de Souto

El pasado 26 de febrero un operario fallecía al caer desde una carretilla elevadora en el Polígono Industrial de Bértoa, en el municipio coruñés de Carballo, mientras pintaba una fachada.
El hombre carecía de una protección adecuada y de permiso legal para trabajar en España, según las primeras investigaciones. Como la repatriación del cuerpo puede costar unos 11.000 euros, la familia del joven, de 28 años, Miguel Ángel Reyes Cornejo, a punto de cumplirse un mes del suceso, siguen aun sin poder afrontar económicamente dicha repatriación del cuerpo a su lugar de origen.
El Instituto Armado procede a realizar tres detenciones, la primera de ellas el pasado jueves, 21 de marzo y las otras dos en días posteriores. Los tres detenidos por este caso quedaron en libertad después de que declarasen. Fueron detenidos un responsable de la compañía promotora de las obras de reforma y los otros dos responsables de la empresa contratada para la ejecución final. Los tres quedaron en libertad en la sede policial.

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario