Carta abierta al ministro Grande-Marlaska. Las policías y la Guardia Civil deben proteger nuestro buen nombre. Por Juan de Dios Ramírez-Heredia

Juan de Dios Ramírez-Heredia Abogado y periodista Mi querido amigo y ministro: No se inquiete al empezar a leer esta carta. Si no fuera porque estoy confinado en mi casa de Barcelona, encerrado como un tigre en su jaula, y vigilado constantemente por mis hijos y por Paloma, mi mujer, que tan solo me permiten bajar a la calle para […]

Leer más