10 herramientas que utiliza un carpintero

Uno de los oficios más antiguos y valorados del mundo, la carpintería, tiene sus bases en la habilidad de las manos del hombre con la ayuda de las diferentes herramientas y utensilios para trabajar la madera

La carpintería es sin lugar a dudas uno de los oficios con más repercusión a lo largo de nuestra historia desde hace siglos. Se podría decir que ser carpintero es casi un arte, ya que la dificultad de trabajar un material noble como la madera requiere muchos años de práctica. Una habilidad que combina lo manual con la utilización de herramientas especialmente indicadas para ello.

De entre todo el elenco de herramientas específicas que usa un carpintero en sus proyectos, hay 10 que son imprescindibles para elaborar muebles, objetos de decoración o elementos hechos principalmente de madera.

Banco de mesa

Uno de los elementos esenciales en cualquier taller de carpintería y que no puede faltar, es la mesa de trabajo de carpintero o comúnmente conocido como banco de mesa. El principal uso que se le da a estos bancos es el de trabajar la madera en sus estado más original, para redondearla y  adecuarla de cara a su posterior uso en un torno. Por lo tanto, la mesa de carpintero es la herramienta en donde se dan los primeros pasos para trabajar una pieza de madera.

Lápiz de carpintero

Todo carpintero que se precie siempre tiene a mano un lápiz. Con él marcará en la madera las líneas de corte y rebarbado que en muchos casos pueden tener formas complicadas. A diferencia de los lápices convencionales, los de carpintero tienen un grosos distinto y una forma aplanada para que de este modo sean más manejables y cómodos a la hora de marcar en la madera.

Cinta métrica

La cinta métrica o la regla es otro de esos imprescindibles en los talleres de carpintería. Gracias a esta sencilla herramienta se pueden medir distancias de corte, marcar patrones y asegurarse de que las líneas de cortado sean perfectas antes de utilizar la sierra.

Sierra de mano

La sierra de mano ofrece al carpintero una exactitud y precisión que ninguna otra sierra puede igualar. Y aunque es bien cierto que se suele combinar el uso de esta sierra con las modernas sierras eléctricas y circulares, la de mano sigue siendo la preferida por los carpinteros más tradicionales porque permite precisar al milímetro y con paciencia un corte perfecto.

Nivel

Las líneas o las superficies rectas y perfectas al trabajar la madera no serían posibles sin la ayuda de un nivel. Siempre usado a la par que la cinta métrica, esta y el nivel de burbuja son las herramientas ideales para que tanto vertical como horizontalmente las piezas de madera estén niveladas a la perfección.

Martillo

Ya sea con cabezal de goma o de metal, los martillos son otro de esos imprescindibles para todos los carpinteros. Los martillos de metal se usan para clavar puntas, mientras que los de goma tienen su finalidad en asentar y encajar la madera al ser esta golpeada.

Torno

El torno es en donde la madera experimenta su cambio radical, ya que pasa de ser un simple trozo sin identidad a convertirse en piezas redondeadas, con distintas formas y dibujos. Se podría decir que en el torno es en donde sucede la magia de la carpintería. Con distintos tamaños y opciones de todo tipo, un torno siempre ha de estar presente en el taller de un carpintero.

Cincel

Después de pasar por el torno o por la hoja de la sierra, la madera suele tener impurezas en los cortes y surcos. Para limpiar estas zonas la herramienta indicada es el cincel. Con él se puede además tallar y perfeccionar la madera para trabajos de carpintería fina, en zonas complicadas en las que se requiere de paciencia y pericia.

Taladro

Aunque por lo general siempre se ha usado el conocido berbiquí para hacer agujeros en la madera, en los tiempos actuales el taladro eléctrico es el sustituto perfecto para ahorrar tiempo en las labores de perforación, gracias a la gran cantidad de brocas de todos los calibres y diámetros que hay en el mercado hoy en día.

Lijadora

La lijadora es otra de esas herramientas que con el paso de los años supuso un gran avance en el mundo de la carpintería. Aunque aún se usa el papel de lija en el que el trabajo manual es arduo y cansado, la lijadora eléctrica permite dar un acabado liso y  perfecto a la madera en poco tiempo antes del barnizado. Para eliminar astillas, imperfecciones o zonas irregulares, la lijadora es una herramienta básica para un trabajador de la madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.