Detenidas tres personas por robar en complejos hoteleros de lujo y hacerse con un botín de 4,5 M€

por Redacción Nacional
  • Se han esclarecido 12 robos cometidos en complejos hoteleros de lujo de España y Francia

La Guardia Civil y la Policía Nacional Francesa, en colaboración con EUROPOL, han detenido a tres personas dedicadas a robar en complejos hoteleros de lujo. Este grupo habría cometido al menos 12 robos en España y Francia, haciéndose con un botín por valor de 4,5 millones de euros. En nuestro país se han esclarecido cinco robos cometidos en Chiclana de la Frontera (Cádiz) y se ha detenido a uno de los tres autores.

En la actuación policial llevada a cabo en España, los agentes localizaron en un doble fondo dos bolsas con efectos sustraídos por valor de más de 750.000 euros. Gracias a esta detención, se pudo identificar al líder de la organización, el cual operaba con nueve identidades distintas por todo el territorio europeo.

La operación de nombre “Ébano Azul” se inició en agosto del pasado año, cuando los agentes tuvieron conocimiento de varios robos con fuerza ocurridos en el interior de unos apartamentos situados en un complejo hotelero de lujo de Chiclana.

Tras las primeras gestiones realizadas quedó patente que los autores poseían especial habilidad para abrir las cajas fuertes de seguridad. El grupo investigado sometía a vigilancia el establecimiento que pensaban asaltar y tras comprobar la ausencia de huéspedes en el interior del alojamiento elegido, accedían al mismo, sin llamar la atención del resto de los usuarios, utilizando una llave falsa o por el método del “resbalón”. Una vez en el interior, abrían la caja fuerte, sustrayendo todos los efectos de valor y dinero en efectivo que hubiera en el interior, realizando la huida con la misma discreción con la que habían entrado.

Los guardias civiles llevaron a cabo una minuciosa labor de recogida de muestras y testimonios en las distintas escenas de los robos. La investigación se centró en un grupo criminal internacional y de carácter itinerante, que había centrado su base del sur de España, concretamente en la localidad malagueña de Marbella.

Tras la primera fase de la investigación se detuvo a uno de sus miembros, de nacionalidad francesa, y se registró en el domicilio controlado, un chalet de lujo donde aparentaba constituir una familia de alto nivel adquisitivo que se encontraba de vacaciones. Durante el registro se localizaron documentos de identidad falsos, teléfonos móviles y se recuperaron la totalidad de los efectos sustraídos en los apartamentos de Chiclana. Además, se pudo recuperar parte del botín de anteriores robos, entre los que se encontraban relojes de lujo.

La documentación y evidencias obtenidas en el domicilio de Marbella permitió la plena identificación del líder del grupo, tratándose de un ciudadano argelino, con residencia legal en Francia, que utilizaba hasta nueve identidades falsas de países como Bélgica, Alemania, Francia y España, donde le constaban antecedentes por hechos similares, con diversas identidades en alguno de ellos, sin que tuvieran constancia que se trataba del mismo sujeto.

Al tomar conciencia de que el grupo investigado estaría compuesto por personas de nacionalidad española y francesa, que con toda seguridad habrían cometido robos en otros puntos de España y países de su entorno, se solicitó colaboración policial y judicial de las autoridades europeas. Entre las autoridades de España y Francia se inició una investigación conjunta, con EUROPOL como organismo canalizador de toda la información.

Fruto de esa colaboración, los otros dos miembros del grupo fueron detenidos cuando acababan de cometer un nuevo robo en un hotel de lujo muy próximo a la Torre Eiffel en París, Francia. Los detenidos eran un ciudadano español con residencia en la provincia de Málaga y el ciudadano de origen argelino, con residencia en Francia, que ostentaba el liderazgo del grupo. Su botín en esa ocasión eran joyas, objetos de plata y bolsos de lujo, valorado todo ello en 450.000 euros, siendo recuperados durante la detención y devueltos a sus legítimos propietarios. Además, en territorio francés se les relaciona con robos cometidos en Cannes por valor de medio millón de euros y en el mismo París por valor de un millón, utilizando siempre el mismo modus operandi. En total, se les atribuyen al menos doce robos con un valor total de efectos de 4,5 millones de euros.

Tras celebrarse en el distrito de París la vista judicial correspondiente a la parte francesa de la operación, se decretó el ingreso en prisión para los dos detenidos en esa ciudad, pendientes de su extradición a España para responder por los delitos aquí cometidos.

La operación “Ébano Azul” ha sido llevada a cabo de manera conjunta por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cádiz y por la Brigada de Reprensión del Bandidismo del distrito de París, siendo tutelada a nivel judicial en España por el Juzgado de Instrucción nº 2 de los de Chiclana.

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario