SESPAS reivindica una subida urgente de los precios del tabaco para proteger la salud de los jóvenes y adolescentes

por Redacción Nacional

La sociedad científica recuerda que el precio del tabaco en España es considerablemente más bajo que en países como Francia y Portugal, lo que facilita el acceso de los jóvenes a estos productos

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial sin Tabaco, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) destaca la necesidad urgente de aumentar los precios del tabaco para proteger la salud de los jóvenes y adolescentes. Este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica el Día Mundial sin Tabaco, que se celebra mañana 31 de mayo, a la protección de la infancia frente a la interferencia de la industria del tabaco.

A través de un editorial publicado en la revista científica Gaceta Sanitaria,  SESPAS insta a implementar medidas fiscales que incrementen los precios del tabaco de manera sostenida y armonicen la fiscalidad de los productos de nueva generación con la de los cigarrillos tradicionales. «Una política fiscal ambiciosa podría reducir la prevalencia del tabaquismo en un 2% en tres años, lo que equivale a 700.000 fumadores menos», subrayan.  

La sociedad científica recuerda que «el precio del tabaco en España es considerablemente más bajo que en países como Francia y Portugal, lo que facilita el acceso de los jóvenes a estos productos». Además, la fiscalidad del tabaco de liar y los cigarrillos electrónicos es insuficiente. 

Sin embargo, recientemente, el Consejo de Ministros aprobó el Plan Nacional de Prevención y Control del Tabaquismo 2024-2027, liderado por la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, y «excluyó la revisión de la fiscalidad de los productos del tabaco, una medida con amplio consenso científico que podría reducir significativamente el consumo entre los jóvenes», recuerdan desde SESPAS: 

Desde SESPAS explican que «las medidas legislativas adoptadas en España desde 2005 han contribuido significativamente a reducir la promoción del tabaco y la exposición al humo en entornos públicos, logrando una disminución en la iniciación del tabaquismo entre los adolescentes y mejoras en la salud general de la población». Sin embargo, advierten que «el impacto beneficioso de estas medidas ha disminuido debido a las estrategias de la industria del tabaco, que ha promovido el uso de productos como la picadura de tabaco, dispositivos que calientan tabaco, cachimbas y cigarrillos electrónicos».

Asimismo, señalan que «en España, el 19,8% de la población de 15 años en adelante fuma diariamente (el 23,3% de los hombres y el 16,4% de las mujeres) y un 2,3% lo hace de manera ocasional». Aunque la prevalencia del tabaquismo mantiene una tendencia descendente, «el uso de tabaco y otros productos relacionados sigue representando un importante factor de riesgo y una elevada carga en términos de enfermedad, fallecimientos prematuros y pérdidas para la sociedad», subrayan. 

La OMS promueve la estrategia MPOWER para la prevención y el control del tabaquismo, que incluye monitorear el consumo, proteger del humo, ofrecer ayuda para dejar de fumar, advertir sobre los daños del tabaco, hacer cumplir la prohibición de la publicidad y aumentar los impuestos para elevar el precio del tabaco. «A pesar de estas recomendaciones, España ha ido descendiendo en la Escala de Control del Tabaco en Europa, especialmente en lo que respecta al precio de venta y el embalaje de productos de tabaco», concluyen desde SESPAS.

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario