La epidemia de cólera empeora a nivel mundial

por Redacción Internacional

Actualmente en un nivel de emergencia alto, la ONU ha expresado preocupación por el empeoramiento del cólera, con 23 países notificando epidemias. La enfermedad, que se contrae por vía del agua o alimentos contaminados con una bacteria, es intensificada por los efectos del cambio climático, afortunadamente, esta semana ha sido aprobada una nueva vacuna contra la enfermedad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de que la escalada del brote de cólera ha empeorado considerablemente en todo el mundo. La agencia de la ONU apunta a dos factores: Cambios climáticos como sequías e inundaciones, y una flagrante falta de financiación para combatir eficazmente el brote de cólera. 

Casos de cólera continúan multiplicándose

La alerta de la OMS se produce después de que en enero de 2023 clasificara el rebrote del cólera como emergencia de categoría 3, su nivel más alto. 

«Desde entonces, la situación no ha hecho más que empeorar», dijo el doctor Philippe Barboza, responsable de cólera y enfermedades diarreicas de la OMS, en una rueda de prensa en Ginebra. 

En los últimos años, los casos se han multiplicado en todo el mundo. Desde principios de 2023, se han notificado cerca de 825.000 casos de cólera, incluidas 5900 muertes, en una treintena de países, según un recuento realizado el 31 de marzo de 2024. Solo en marzo de 2024 se notificaron más de 25.000 nuevos casos de cólera en 16 países. 

Estas cifras confirman las tendencias observadas en los últimos años. En 2022 se notificaron 473.000 casos, el doble que un año antes. Los datos preliminares indican que en reportes sobre el 2023 se notificarán más de 700.000 casos. 

Efectos de sequías e inundaciones en África 

Estas cifras son especialmente alarmantes en las regiones de África y el Mediterráneo oriental.

«La OMS considera que el riesgo mundial actual de cólera es muy alto y está respondiendo urgentemente para reducir las muertes y contener los brotes en países de todo el mundo«, según expertos de la OMS. 

El cólera, que se contrae por una bacteria transmitida generalmente a través de agua o alimentos contaminados, causa diarrea y vómitos y puede ser peligroso para los niños pequeños. Según la agencia de la ONU, la enfermedad se desarrolla en entornos donde el saneamiento y el agua potable son inadecuados.

Por desgracia, la actual crisis climática, caracterizada por frecuentes sequías e inundaciones en los países de África Oriental y Central, crea una situación ideal para la propagación de epidemias de cólera. Sólo en marzo de 2024, en Etiopía y Zimbabue se registraron el mayor número de casos, 4009 y 3588 respectivamente.  

El cólera aumentó de manera alarmante en África en las primeras semanas de 2023.

© OMS

Una nueva vacuna 

«A medida que se intensifican los efectos del cambio climático, podemos esperar que la situación empeore si no actuamos ahora para reforzar la prevención del cólera», indican los expertos de la Organización. 

En este contexto de preocupación, hay algunas noticias positivas. Hasta el 15 de abril, las reservas de vacunas ascendían a 2,3 millones de dosis, cifra ciertamente inferior al objetivo mundial de cinco millones de dosis, pero por lo menos las reservas ya no están vacías. 

Además, a principios de esta semana, la OMS aprobó una versión simplificada de una vacuna oral contra el cólera, que debería permitir aumentar la producción total de estos sueros en respuesta a la explosión del número de casos en todo el mundo. 

La vacuna Euvichol-S es una formulación simplificada de Euvichol-Plus, con menos componentes, que debería permitir producir mayores volúmenes con mayor rapidez, según informó el viernes la OMS, luego de aprobarlas. Ambas versiones son producidas por el grupo surcoreano EuBiologics. 

Crítica por falta de fondos 

Aunque el suministro mundial de vacunas contra el cólera entre 2013 y 2023 ha multiplicado por 18, la creciente demanda ha creado una escasez mundial.

«el agua potable, el saneamiento y la higiene son las únicas soluciones sostenibles a largo plazo para poner fin a la epidemia de cólera y prevenir futuros brotes».  

Para hacer frente a la explosión del número de casos, la OMS ha pasado de recomendar dos dosis de vacuna, a solo una. Sin embargo, la OMS subraya que las vacunas por sí solas no resolverán el problema

Para la Organización Mundial de la Salud, «el agua potable, el saneamiento y la higiene son las únicas soluciones sostenibles a largo plazo para poner fin a la epidemia de cólera y prevenir futuros brotes».

Esta crisis también se ve seriamente obstaculizada por la falta de financiación. Desde 2022, la OMS ha liberado 16 millones de dólares de sus fondos de emergencia para la lucha contra el cólera.

Sin un aumento urgente de la financiación, la OMS dejará de prestar un apoyo esencial, poniendo en riesgo más vidas en los 23 países que actualmente notifican brotes. 

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario