Los fabricantes que venden armas a Israel son cómplices de los abusos en Gaza

por Redacción Internacional

Expertos de la ONU piden a los fabricantes de armas detener las transferencias a Israel porque pueden «entrañar el riesgo de complicidad» en crímenes internacionales, «incluyendo posiblemente el genocidio».

El grupo de 30 expertos afirma que los fabricantes deben poner fin a las transferencias, aunque se ejecuten al amparo de licencias de exportación existentes.

“Estas empresas, al enviar armas, piezas, componentes y municiones a las fuerzas israelíes, corren el riesgo de ser cómplices de graves violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario”, afirman los expertos en un comunicado.

Este riesgo, señalan, ha aumentado tras la reciente decisión de la Corte Internacional de Justiciav que ordena a Israel detener inmediatamente su ofensiva militar en Rafah, tras reconocer el genocidio como un riesgo plausible. «En este contexto, continuar con las transferencias de armas a Israel puede considerarse como una prestación deliberada de asistencia para operaciones que contravienen el derecho internacional y puede dar lugar a que se obtengan beneficios de dicha ayuda».

También se pide a las  armamentísticas que dejen de hacerlo, ya que podrían ser cómplices de los crímenes.

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario