La brecha salarial de género se acentúa en el sector sanitario y de servicios sociales

por Redacción Nacional

Con motivo del Primero de mayo, Día Internacional de los Trabajadores (y de las Trabajadoras), el Grupo de Trabajo de Género, Diversidad Afectivo-Sexual y Salud de la SEE ha lanzado un escrito en el que lamenta que España se encuentra lejos de alcanzar igualdad retributiva según el sexo

En la Unión Europea, las mujeres trabajan gratis 47 días al año con respecto a los hombres y, en España, ellas cobran casi un 19% menos que ellos. Con motivo de la proximidad del Primero de mayo, el Grupo de Trabajo de Género, Diversidad Afectivo-Sexual y Salud de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), advierte de que nuestro país se encuentra lejos de alcanzar la igualdad retributiva según el sexo, y pide mayores esfuerzos para acabar con la brecha salarial de género.

En un escrito, la sociedad científica lamenta que, a pesar de las numerosas leyes puestas en marcha para eliminar las diferencias salariales, el salario anual mediano de las mujeres en España sea de 13.531,7 euros frente a los 18.491,7 euros de los hombres, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Una situación que se repite en otros países de Europa y del mundo a pesar de que los organismos internacionales llevan décadas trabajando para lograr que no haya discriminación en las retribuciones.

Por sectores laborales, la SEE destaca que la brecha salarial de género en las actividades sanitarias y de servicios sociales es del 21,4% y en las profesiones científicas y técnicas es del 20,5%. Una brecha que se debe a múltiples factores, como que todavía hay empresas no cuentan con igual retribución para trabajos de igual valor ni respetan el principio de transparencia retributiva. 

Además, las categorías y sectores profesionales más feminizados cuentan con salarios y retribuciones inferiores y casi un tercio de las mujeres (28%) trabaja a tiempo parcial, frente al 8% de los hombres, fundamentalmente para poder realizar también el trabajo de cuidados. Esto tiene un gran impacto en las pensiones de jubilación, donde la brecha de género alcanza el 33,7%. «Por otra parte, los trabajos mejor retribuidos requieren de una mayor dedicación horaria, haciendo incompatible para las mujeres la conciliación familiar y personal, debido a la ausencia de corresponsabilidad de los hombres», señalan desde el GT de Género, Diversidad Afectivo-Sexual y Salud de la Sociedad Española de Epidemiología.

Esta desigualdad económica tiene graves consecuencias para las mujeres en todas las edades, ya que las coloca en una situación de mayor vulnerabilidad social y precariedad, y mayor riesgo de exclusión social y de dependencia económica. La sobrecarga física y mental que supone la falta de corresponsabilidad junto a la privación de recursos, minan la salud de las mujeres a lo largo de su ciclo vital.

En este sentido, la SEE recuerda que los estereotipos de género son los principales responsables de que no exista la igualdad de condiciones laborales ni las mismas retribuciones en los puestos de igual valor, lo que dificulta a las mujeres avanzar en sus proyectos de vida.

Por todo ello, la SEE insiste en que es necesario realizar mayores esfuerzos a nivel estructural para acabar con la brecha salarial de género, diseñando políticas efectivas y factibles que promuevan la igualdad de oportunidades para mujeres y niñas en todos los ámbitos. Además, hay que abordar la discriminación salarial como desigualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral.

Los y las epidemiólogas también son partidarias de realizar auditorías de las empresas para velar por la transparencia retributiva, de incentivar la medición de las brechas salariales y de visibilizar y remunerar el trabajo de los cuidados.

Asimismo, apuestan por incrementar la participación de las mujeres en los distintos ámbitos del poder político, especialmente en los órganos de decisión, y fomentar la corresponsabilidad de hombres y mujeres en las tareas domésticas. En definitiva, instan a educar a la sociedad en la igualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de la vida. 

Comparte éste artículo
Escribe tu comentario